artes | letras, carrusel, libros, literatura, ocio — 4 abril, 2018 at 19:42

Taller de Lectura Comparada en Torrelodones: Otra forma de leer es posible

por

Nuestro compañero de Achtung!, José Carlos Rodrigo Breto, lleva impartiendo desde el mes de octubre un Taller de Lectura Comparada en colaboración con la Asesoría Literaria Proscritos de Torrelodones. Se trata de una propuesta novedosa y original en el mundo de la literatura, y en especial dentro de las actividades de los conocidos como clubs de lectura. Este mes de abril promete ser muy interesante analizando una de las principales distopías de la historia de la literatura, pero hay mucho más.

En efecto, muchísimo más. La idea del Taller de Lectura Comparada se asienta sobre la máxima indiscutible de que toda la producción literaria, ya sean autores u obras, se encuentra en permanente conversación de unos con otros. Los escritores llevan hablando entre ellos, y sus libros también, en una enriquecedora conexión de siglos. Esta es la base del comparatismo, de la Literatura Comparada.

Tal y como nos dice José Carlos, Doctor en Estudios Literarios y Licenciado en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada:

Solo comparando se puede aprender literatura y, por supuesto, comprenderla. Son tantas y tan ricas las referencias a otros libros, a otros autores, que encontramos en las lecturas, que la interpretación y la comprensión de un libro varía completamente de conocer esos códigos a no conocerlos”.

Por eso, el Taller de Lectura Comparada, impartido en sesiones de dos horas todos los jueves de 19 a 21 horas en las dependencias de Proscritos en Torrelodones, establece una serie de lecturas que se apoyan unas en otras, que son los peldaños de un camino que se puede subir o descender, recorrer en ambas direcciones, porque se retroalimenta de referencias a sí mismo:

En cierto modo, son como las escaleras que pintaba Escher en sus cuadros, sin principio ni final. He llamado así a este método de lectura comparada, Método Escher, dado que estamos analizando y un libro y acudimos a otro que leímos tres escalones más abajo o avanzamos hasta uno que leeremos en las próximas semanas”.

Célebre cuadro de escaleras del pintor Escher.

Este mes de abril, seguirá la progresión de lecturas que han tocado desde la búsqueda de la identidad, la respuesta del hombre ante la crisis espiritual, pasando por el comportamiento de los inocentes frente a los hechos sangrientos de la Historia, hasta el trauma del paso de la adolescencia a la edad adulta, etcétera.

Escaparate durante las pasadas Navidades de la Librería y Asesoría Literaria Proscritos de Torrelodones, en plena Calle Real.

Algunos de los libros que ya se han visto fueron Windows On The World de Frédéric Beigbeder, El guardián entre el centeno de Salinger, Ampliación del campo de batalla de Michel Houellebecq, El corazón es un cazador solitario de Carson McCullers, El extranjero de Camus, El miedo del portero al penalty de Peter Handke, La transformación de Kafka, El palacio de los Sueños de Ismaíl Kadaré, El baile de Irène Némirovsky, Matadero Cinco de Kurt Vonnegut, Austerlitz de Sebald o Si una noche de invierno un viajero de Italo Calvino, entre otras:

Es una lista variada que presenta algunos de los autores más importantes de la literatura universal con una selección de obras fascinantes que casi nunca aparecen en los clubs de lectura convencionales. En cierto modo, esa es una de nuestras señas de identidad, junto con el trabajo comparativo, que los libros propuestos vayan más allá de los estándares comerciales que todo el mundo lee. Por eso hemos visto literatura albanesa, novela experimental o metaliteratura. Estamos abiertos a cualquier novela que impacte en el lector, que le haga pensar al leer, que le exija. Aquí huimos de convencionalismos y buscamos, mediante la comparación, la verdadera raíz de la literatura, esa verdad literaria que esconden las obras grandes de verdad”.

En esa línea, este mes de abril se hará una sesión doble (los jueves 5 y 12) sobre 1984, la novela de George Orwell, así como un repaso por el género distópico y la forma en que las utopías mutan en ucronías, analizando sus recursos narrativos y otras novelas que han influido directamente en la novela de Orwell.

Buena muestra de esta voluntad de lectura original son las dos últimas sesiones de abril: Amras de Thomas Bernhard y Natura Morta de Josef Winkler, dos escritores austriacos complejos, apabullantes en sus novelas, y el último realmente poco conocido por el gran público.

Jose Carlos nos habla un poco de estas dos obras inquietantes:

Natura morta de Winkler es un festival narrativo, una recuperación del goce por narrar, en donde un mercado romano se convierte en el verdadero protagonista y representa esa fina línea que separa la vida de la muerte, de la tragedia. ¿Qué drama se esconde en el fondo de esta novela de contrastes, entre los olores y los colores de los puestos de un mercado a la vez luminoso y lóbrego? Eso lo descubrirán quienes acudan al Taller de Literatura Comparada de Proscritos. Si la vida es un mercado tal vez nosotros seamos las piezas expuestas en los ganchos del carnicero… Y en cuanto a Amras, de Bernhard, dos hermanos que han sobrevivido al suicidio de toda su familia son recluidos por su tío en la torre de Amras mientras la locura se va apoderando de ellos. Esta breve novela de Thomas Bernhard, inquietante, es una reflexión sobre el mal y la enfermedad, en la línea de los profundos análisis que el escritor austriaco realiza de lo más oscuro que se alberga en el ser humano. Uno ya no es el mismo después de leer Amras. Los que deseen comprobarlo, y entender los motivos por los cuales “la esencia de la enfermedad es tan oscura como la de la vida”, serán bien recibidos en el Taller de Lectura Comparada”.

Y para mayo otras cuatro lecturas interesantísimas: El curioso incidente del perro a medianoche de Max Haddon, Ventajas de viajar en tren de Antonio Orejudo, Si esto es un hombre de Primo Levi y Sin destino del húngaro, Premio Nobel, Imre Kertész.

En el mes de junio están previstas Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, El pozo de Juan Carlos Onetti, Sostiene Pereira de Antonio Tabucchi y Seda de Alessandro Baricco, lo que:

Nos muestra el recorrido que hacemos en el Taller por todo tipo de literaturas y registros, desde la húngara a la hispanoamericana, pasando por la checa y la española. Como dije, antes ya habíamos visto y hablado de literatura albanesa, además de francesa, austriaca, italiana y francesa, también norteamericana. En fin, un amplio campo de voces y formas peculiares de narrar que es imposible encontrar en los clubs de lectura convencionales”.

Por último, cabe señalar una circunstancia muy importante. Al ser Proscritos, además, una pequeña librería, los asistentes al Taller pueden adquirir los libros que desean allí mismo, simplificando mucho las cosas para estos lectores exigentes que sacan tiempo de sus rutinas laborales para reunirse cada tarde de jueves y encontrarse con la literatura más importante e impactante que se haya escrito.

Además, José Carlos nos advierte de algo sumamente importante:

En el Taller no entendemos la novela como un recorrido que busca un desenlace. La novela no es un final, sino un principio una vez que se ha leído. Por ello, nuestras lecturas se fijan en el trayecto, en lo delicioso del viaje de la lectura a través del libro, ese universo que se incorpora a nosotros una vez que lo hemos leído y que ya siempre nos acompaña, enriqueciendo las lecturas futuras”.

En el siguiente enlace se puede encontrar toda la información sobre los talleres que se imparten en Proscritos:

http://proscritos.com/

Y en particular sobre el Taller de Lectura Comparada:

Taller de literatura comparada: 1984, de George Orwell

Además, José carlos Rodrigo Breto es escritor, con varias novelas publicadas, lo que garantiza una forma de aproximarse a las lecturas, además, desde el punto de vista del creador, lo que todavía hace más interesante el Taller. Como referencia, estas son algunas de las obras que ha publicado:

Deja tu comentario

One Comment

  1. Pingback: Thomas Bernhard: retablo de enfermedad, locura, suicidio y muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *