ACHTUNG!, artes | letras, carrusel, entrevistas, Galería de Cronopios — 26 diciembre, 2018 at 22:13

Gregorio Muelas, poeta: La mercadotecnia está invadiendo los terrenos otrora seguros para la buena poesía

por

Se asoma a esta Galería de Cronopios de Achtung! nuestro cuarto invitado y uno de nuestros más recientes colaboradores: el poeta Gregorio Muelas. Un esforzado de la poesía que vive las 24 horas del día consagrado a la producción lírica. Le roba horas al sueño y al descanso con el anhelo de configurar una obra sólida y original que no solo se cimente en lo poético. Además, Gregorio Muelas ejerce como fino crítico literario (tal y como podemos comprobar en sus colaboraciones aquí en Achtung!). Muelas codirige la Revista Crátera de crítica y poesía contemporánea y ha publicado hace poco el volumen Polifonía de lo inmanente (Lastura/Ediciones Juglar), en colaboración con su gemelo literario, el poeta Heberto de Sysmo, con quien firmó, también, un precioso libro de haikus: La soledad encendida (Ultramarina cartonera). Además de todo lo anteriormente enumerado, el currículo de Gregorio Muelas es deslumbrante: ha ganado el Poetry Slam del I Festival de Poesía de Valencia “Vociferio” 2011, ha publicado los poemarios Aunque me borre el tiempo (Círculo Rojo, 2010) y Un fragmento de eternidad (Germanía, 2014), y el libro de guiones de cine Cuando la aurora le hable al tiempo (Círculo Rojo, 2011), además de incontables prólogos y poemas incluidos en varias antologías de asociaciones literarias y culturales. Algunos de sus poemas han sido traducidos al japonés, al ruso y al rumano.

Revista Achtung!: El capitalismo literario, o este complejo mundo editorial utilitario que ahora impera en la literatura, ha generado la idea de que todo el mundo puede ser poeta… ¿Pero todo el mundo puede ser poeta?

Gregorio Muelas: El poeta nace y se hace. Pero tiene que nacer de alguna forma. Si eres poeta o no lo eres, eso es algo que tienen que decirte los demás. Hasta que una voz fundamentada no te diga que eres poeta no deberías considerarte como tal.

Revista Achtung!:¿Pero qué voz es esa? Hemos llegado a un momento en el que todo el mundo cree que puede ser poeta… ¿Tal vez esto sea por culpa de la crítica que se muestra laxa y lo tolera todo? Tú haces crítica literaria también, ¿qué tipo de crítica se puede realizar si poéticamente ya todo vale? Un bloguero o una presentadora de televisión publican un libro repleto de memeces y se considera poesía, y los críticos no entran a valorarlo…

Gregorio Muelas: Ligado a la crisis económica viene relacionado un incremento de los productores y de los medios de producción de poesía. Esto se ve muy claramente en el caso del haiku, que es una forma poética aparentemente sencilla a la que muchos se aproximan creyendo que pueden ser afortunados desarrollándola. Por eso proliferan tantos libros de haikus que deberíamos escribirlos como jaikus, con jota y no con hache, porque no lo son. Son otra cosa. Yo he intentado hacer haikus acercándome con respeto a la tradición poética, no al género, porque al tratarse de un género breve mucha gente se cree que puede tener suerte y hacerse un nombre en ese campo; en ese caso el haiku está pésimamente entendido.

Revista Achtung!: ¿Pero qué necesitas para considerarte o ser considerado como poeta? ¿Quién debe considerarte poeta? ¿La crítica, los lectores?

Gregorio Muelas: Es el bagaje de toda una obra, de una vida entera. Ser poeta es una segunda piel. Hay muchas personas a las que les interesa confundir ocio y cultura para que ningún grupo pueda acceder a esa cultura verdadera y generar una alternativa a los grandes medios de poder. Por eso, el poeta es subversivo en ese aspecto: socava ese poder o ese establishment con su práctica casi clandestina. Yo soy un poeta nocturno, relacionado directamente con esa clandestinidad.

Revista Achtung!: Y dentro de esa nocturnidad se desarrolla tu esfuerzo lírico.

Gregorio Muelas: Estoy todo el día trabajando y la poesía es a partir de la una de la madrugada, y no es raro que, metido en faena, me den las cuatro de la mañana. Es en estos momentos, curiosamente, cuando me siento más efervescente y más lúcido. Necesito rodearme del silencio y del sosiego, de la calma. Mi descanso es la práctica de la poesía. No duermo más de cuatro o cinco horas al día. Así desde hace varios años. Llevo arrastrando una crisis de sueño autoimpuesta porque mi descanso no está en la cama sino en la poesía. De verdad que dormir es una pérdida de tiempo y necesito maximizar mi tiempo, aunque eso signifique sacrificar el supuesto descanso para practicar mi pasión, sin la cual no soy nadie. Me explico, sin poesía no soy nadie para mí mismo. A mí no me importa ser o no ser alguien para los demás, lo que me interesa es ser alguien para mí mismo: la poesía me ayuda a conducirme hacia ese camino de ser alguien y por lo tanto es, además, algo que me ayuda a sentirme en plenitud.

Revista Achtung!: ¿Cómo afrontas la creación de una obra poética?

Gregorio Muelas: Siempre que abordo una obra la rodeo de estudio. Leo mucho, indago, trato de formarme porque no quiero caer en ese pecado de ingenuidad, de principiante, y que alguien mucho más versado me pueda decir “crees que estás llegando a algún sitio y no es así”. No se puede caer en la ingenuidad de pensar que estas creando algo nuevo cuando eso ya está hecho. De todas formas, la intención, cuando me aproximo a un género o una tradición poética, es la de tratar de decir algo diferente, nuevo. Respetando la tradición, siempre, pero intentando trascenderla de alguna forma. Es como si dijera “me atrevo a esto, pero lo que tengo detrás es mucho”. Hay que respetar la tradición y, desde ahí, intentar decir algo diferente. Eso sucede con el libro de haikus La soledad encendida, por ejemplo, es un intento de renovar algo, de que lo clásico sea un poquito diferente.

Revista Achtung!: Respetas la tradición, pero los poetas de hoy en día han tirado la tradición a la basura. Primero, porque no tienen lecturas, en segundo lugar porque no reconocen a los maestros,  y en tercer lugar porque se creen que en la poesía todo vale.

Gregorio Muelas: Todo eso no son más que modas pasajeras, sin duda. Las reglas de la poesía hay que conocerlas para saberlas romper. Esta nueva corriente de poetas blogueros es una moda. Ellos no quieren conseguir lectores sino seguidores. Pero el mejor crítico que existe es el tiempo, que coloca a cada uno en su lugar. De esta moda de los blogueros se está lucrando el mercado editorial, pero esto tiene su tiempo contado. Luego el Tiempo con mayúsculas los colocará en donde deben estar, que será en el terreno del silencio y del olvido. Lo que debe prevalecer es el estudio y el respeto a tradición, y eso es algo que estos autores no tienen ni conocen.

Revista Achtung!: En la Revista Crátera dedicáis una extensa parte a la crítica literaria.

Gregorio Muelas: La crítica es, hoy en día, más necesaria que nunca. Solo así podemos ser capaces de orientarnos y poder cribar a este tipo de autores a los que nos hemos referido antes, los blogueros, por ejemplo. Luego, además, abordo a la crítica como una forma de crecimiento personal. Hago crítica para aprender. Considero la crítica literaria como un género propio, con sus reglas particulares y determinadas. Luego, cada crítico tiene su estilo, su enfoque, pero para mí lo fundamental de la crítica es que la entiendo como un trabajo de escritor. No se trata sólo de criticar una obra que tenga valor, sino que sea la propia crítica la que tenga ese valor en sí misma, que esté bien escrita, bien hecha, y la entiendo como un elemento fundamental de mi trayectoria literaria. Por eso, Crátera es una Revista de crítica y poesía contemporánea, porque deseamos evitar que se convierta en una mera antología poética trimestral, y lo evitamos incluyendo la perspectiva crítica para abarcar el más amplio espectro poético posible. Vivimos en un sistema maquiavélico, perverso, nos encaminan hacia el adocenamiento, hacia una distopía; el crítico debe saber discernir y ser coherente, solidario con el lector, filántropo, para que haga una criba previa y ofrecerle de lo bueno lo mejor o, al menos, lo bueno sí es que lo hay.

Revista Achtung!: ¿Cómo eres de crítico ante la composición de tus propios poemas?

Gregorio Muelas: Yo diría que en ese aspecto soy juanramoniano, puedo estar revisando un texto durante tres o cuatro años hasta que me quedo medianamente satisfecho. Ahora, cuando publico, ya no vuelvo sobre el texto porque ya estoy embarcado en un nuevo proyecto, en el futuro. Por eso, el mejor trabajo es el que acabo de publicar, siempre. Y cuando publique otro libro, entonces será ese mi mejor trabajo. Hay tanto por decir que no puedo perder el tiempo en volver atrás y revisar lo ya publicado.

Revista Achtung!: ¿Qué te proporciona tanto sacrificio poético, si podemos entenderlo así, como un sacrificio?

Gregorio Muelas: La poesía es un acto de presente con proyección de futuro. Lo escrito aquí y ahora se queda aquí, pero yo sigo evolucionando. Vas dejando algo, una huella, tal vez sea una idea romántica. Siempre he peleado por no ser uno más y quizás la poesía me acerque a esa aspiración. Es una vocación por dejar una pequeña huella, un registro de mi paso por el mundo, y si además puede servirle a alguien, entonces es algo estupendo. La poesía me permite conducirme en la vida y desarrollarme como persona, eso dota a todo lo demás de sentido. La literatura sirve para acrecentar nuestro nivel de pensamiento crítico.

 Revista Achtung!: Dado el panorama actual de la poesía y de la crítica, ¿ves posible el surgimiento de una Generación importante?

Gregorio Muelas: La idea de Generación está en crisis. Es un cliché que puede usar cierto segmento de la crítica para encasillar a la gente. Es una forma gastada, actualmente no hay un contexto histórico unificador. Podríamos hablar de tendencias poéticas y corrientes, eso sí. La idea de Generación es una trampa para el crítico. No creo que exista ninguna a corto plazo. La Generación del futuro poético necesariamente dotará al término de otro significado. Es posible que se trate de uniones aisladas entre algunos poetas afines que coincidan en intereses. Pequeños grupos, porque las próximas Generaciones se conformarán por relaciones entre pocos miembros…, hasta que llegue un crítico avezado que conseguirá poner orden y discernir el espíritu de esa Generación. Aunque, dados los tiempos tan particulares que corren, se tratará de una Generación desde un punto de vista no tradicional, quizás más experimental.

Revista Achtung!: ¿Cómo cambia el hecho poético la inmediatez que permiten las Redes Sociales?

Gregorio Muelas: Nosotros, en la Revista Crátera, por el mero hecho de hacerla en papel, ya estamos rescatando la tradición, aquello que le da empaque a la literatura, que no es otra cosa que la fisicidad. Somos amantes y coleccionistas de libros, que son la esencia de lo físico de la literatura; por otra parte, en este contexto actual, con esa configuración de la inmediatez de las Redes Sociales a las que todo el mundo puede acceder, paradójicamente, hoy en día es casi más difícil hacerse visible de lo que era antes. Hay mucho ruido, y entre todo ese ruido, para saber que estás haciendo las cosas bien, necesitas ser armónico. Solo así, entre todo ese maremágnum, podrás tener un eco y una trascendencia.

Revista Achtung!: Entonces, publicar una revista en papel, y además de poesía y crítica, puede parecer un esfuerzo extraordinario.

Gregorio Muelas: Por eso mismo, apostar por una publicación en papel en un contexto donde reina lo digital es algo heroico. Es lo que nos gusta y espero que la gente que está de acuerdo con nosotros también lo valore, al menos tanto como nosotros, que hacemos Crátera. Y el reconocimiento nos llega de editoriales de prestigio tales como Renacimiento o Fondo de Cultura Económica, que no sólo nos felicitan, sino que además, incluso, nos mandan libros para que los reseñemos porque sienten que deben aparecer en Crátera.

Revista Achtung!: Eso significa que estáis en el camino del reconocimiento a una obra bien hecha desarrollada en unos momentos especialmente complejos…

Gregorio Muelas: Eso significa que estamos en una buena línea, haciendo algo que merece la pena. Nos enorgullece. Por ello es una gran lástima que la mercadotecnia este invadiendo los terrenos otrora seguros para la buena poesía, ocupada por lo que prolifera en las Redes sin criterio alguno. Esto dice mucho, lamentablemente, en contra de la sociedad en la que vivimos.

A continuación os dejamos los enlaces de las colaboraciones de Gregorio Muelas en Achtung!:

Memoria Crepuscular poemario de Joaquín Riñón Rey en Olé Libros, Valencia

Lejos de Roma segunda novela de Pablo Montoya publicada en Sílaba Editores

Blending poemario de Hilario Barrero publicado en Cuadernos de humo, Brooklyn, NY

Artículo que publicamos en Achtung! dedicado a las revistas literarias españolas y en donde hablamos de la Revista Crátera:

http://www.achtungmag.com/revistas-literarias-en-espana-entre-la-utopia-la-heroicidad-y-la-clandestinidad/

Enlace a la crítica que escribí sobre el libro Polifonía de lo inmanente para el blog de pensamiento poético Verde Luna:

https://verdeluna2012.wordpress.com/2018/05/14/polifonia-de-lo-inmanente-guia-del-autoestopista-poetico/

Enlace a la crítica de La soledad encendida, también publicada en Verde Luna:

https://verdeluna2012.wordpress.com/2017/07/24/la-soledad-encendida-haikus-un-museo-natural-del-verso/

Información sobre las presentaciones de algunos números de la Revista Crátera:

https://verdeluna2012.wordpress.com/2017/05/25/presentacion-de-la-revista-de-critica-y-poesia-contemporanea-cratera-poesia-para-tiempos-deshumanizados/

https://verdeluna2012.wordpress.com/2018/03/13/segundo-numero-de-la-revista-de-critica-y-poesia-contemporanea-cratera-en-las-trincheras-de-la-belleza-poetica/

 

Galería de Cronopios de Achtung!:

1-Juan Laborda Barceló, escritor:

http://www.achtungmag.com/juan-laborda-barcelo-escritor-la-unica-esperanza-del-humano-se-alberga-emociones-encuentro/

2-Álvaro Espinosa, músico:

http://www.achtungmag.com/al-final-disco-libro-una-conversacion-lo-comunicacion/

3-Fernando Marañón, escritor:

http://www.achtungmag.com/fernando-maranon-escritor-nunca-estuvo-la-cultura-mas-asequible-en-espana-y-nunca-intereso-menos-que-ahora/

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *