El club de los sibaritas

Atildado, sobriamente vestido y con un modo de hablar que evidenciaba una gran educación, el personaje que me encontré en El Tour, el reducido restaurante de quesadillas, burritos y mojitos ubicado en una calle céntrica de mi ciudad, tenía todos los rasgos de un bon vivant. El ángelus  del viernes no terminaba de empezar; por esa razón estábamos solos.   […]