Sidonie: salvando y sanando en el Inverfest

by

Son días extraños, de conciertos en butacas… Este pasado viernes el teatro Coliseum se llenó hasta la bandera para oír a Sidonie. Y el público tiene tantas ganas, de cantar, de bailar… que parece mentira que desde unas butacas con los grupos separados por un asiento, con las mascarillas puestas y todo lo demás se logre esa maldita magia, esa que te acompañaba al volver de un concierto. Solo que volviendo a las 9, eso sí…

¿Qué se pude hacer para que sea especial? Pues aprovechar y ofrecer una entrada de concierto casi acústico, una guitarra, una voz característica sentada en un escenario oscuro y una luz. Con solamente una voz y una guitarra empezó el concierto Marc Ros con Los coches aun no vuelan y siguió con Noche de viernes, luego se unió Jesús Senra y sonó Gira Luna… y luego Alex Pi  finalmente con Fascinado … suenan fenomenal, por mucho que se llamen El peor grupo del mundo.

Claro que apareció el resto de la banda con Maravilloso, La costa azul... incluso se marcaron el lujo de cantar Gracias a la vida remezclándolo con Riders in the storm. Y que bien sonaron, y como muy amablemente nos recordaron que sí, aunque en algún sitio digan arriba Madrid casi mejor que nos quedemos animados pero sentadicos, que fotos de descontrol no favorecen a nadie.

Pausa, retiraron las sillas y apareció el Sidonie del espectáculo, con Marc Ros en su salsa, ya casi todos con chaqueta y actitud de rockstar sin concesiones

Y si alguien quería oír las canciones del nuevo álbum, llegaron, y en un teatro notas mucho más fuerte que su último álbum estaba lleno de temazos, que tienen a estrenar un álbum que recordaba a ABBA, con luz, color y fiesta El regreso de Abba, un álbum que dicen que es el mejor de la banda. Me llamo Abba empezó esta parte del concierto. Por destacar un tema Nirvana Internacional es algo brutal, que da gusto oír en casa y también en directo. Buenas vibraciones tiene un punto Beach Boys, Verano del amor desborda buenrollismo (y un cóctel molotov)… Vuelve a tu vida por un rato la luz y el color…

Y un pequeño discurso del grupo, con Alex Pi con el micrófono que la música sana, y tanto… 20 años de carrera y se nota la emoción, que quieren seguir juntos, ojalá por muchos años más!

Y todo el mundo canta, hay bises, esto es una fiesta completa… suenan Carreteras Infinitas, Estáis aquí y Mi vida es la música. Y deja de ser un viernes más, es uno de concierto, que ganas de volver a casa con una sonrisa…

Que bien todo el Coliseum y Inverfest lograron la magia, fue especial, fue Sidonie, fue espectáculo y felicidad.

Comparte este contenido

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *