crónica conciertos, festivales de música, música — 10 septiembre, 2017 at 23:47

Y el premio al festival Sorpresa del año es… Festival gigante de Guadalajara. Sábado

por
Leon Benavente
Leon Benavente

Os prometo que se me han pasado los efectos del gin tonic. El sábado llegaba ya el momento de ir a tumbarse en el césped y ver como a Lichis una canción le ha marcado una carrera, a pesar de ser rockero, artistazo y de desesperarse con unos problemas de sonido que no había manera de camuflar.

Después paseo hasta el escenario de enfrente donde Abaraham Boba y los suyos, esos cracks que en directo ya parece que están de paseo. Leon Benavente mueve a la gente y han pasado en dos años a ser uno de esos grupos que vas a ver, siempre, ya que disfrutarás por descontado.

Coque Malla siendo un showman al que se le notan las tablas se encontró con casi todo el público centrado en la X y en la Y. Entre los que le conocen de toda la vida y a los que suena por ser banda sonora vital en su etapa en solitario conectó con el público que durante un rato fue suyo.

Nada Surf era el primero de los cabezas de cartel internacionales. Con un exitazo noventero como “Popular” mucha gente se había asomado por Guadalajara para verlos. Conciertazo y solvencia.

Después Iván Ferreiro hizo lo de siempre, con un álbum requterodado ya,  Casa, su concierto es redondo y emocionante. Joven y viejo. Estupendo siempre. Se hace corto al ser un formato más reducido. Siempre se hace corto.

The Gift
The Gift

Y luego The Gift, me quito el sombrero ante lo que he visto hacer a este grupo. Son portugueses, cantan en inglés, son unos bestias de nuestro país vecino. Y cantaron una canción, y la repitieron al final…y con solo un concierto habían hecho fans. Habían creado afición, se habían sentado con nosotros, nos habían cantado My way, en resumen, una demostración de lo que se puede hacer en un concierto para ganarse a la gente, emocionarla, no los puedo recomendar más. Tenéis que verlos. Emocionarse con ellos es lo que toca. Admirarles porque son grandes, también.

Finalmente terminamos con Los Punsetes. Los reyes de las indirectas-directas disfrazadas con humor. Un fin de fiesta de un fin de semana inolvidable. Gigante, al fin.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *