arte, carrusel, danza, escena, teatro — 23 noviembre, 2020 at 10:00

P de Partida, danza-teatro esperada y deseada en el Lope de Vega

by

P de Partida una pieza de danza-teatro que ha sido más que esperada y deseada, se hace un hueco en la programación del teatro Lope de Vega.  Dado que se tuvo posponer su representación en dicho teatro en la primavera pasada, debido a las restricciones activadas para combatir el virus COVID-19.

Por tanto, les recomendamos que se reserven en su agenda el próximo 5 de diciembre, día en que se representará  en este teatro de la ciudad de Sevilla. Además, tenemos un elenco de lujo que nos garantizará calidad y entrega sobre el escenario. Me refiero a Raquel Madrid (que además es la impulsora de este proyecto),  Anna París, Isabel Vázquez, Arturo Parrilla, Sandra Ortega…, y se le escuchará cantar, a Rocío Gúzman. Será una muestra más de que los creadores andaluces, tienen razones suficientes para sentirse orgullosos de su trabajo. Y de paso, pondrán sobre la mesa otro argumento, para que el público sevillano le dedique la atención y el tiempo, que merecen sus creadores.

Esto es lo que versa la sinopsis de “P de Partida”, que nos aproxima la web de “Dos Proposiciones danza-teatro”, entidad que se ha encargado de producirla: En el punto de partida es una pieza de teatro-danza que pone movimiento a las experiencias de muerte y resurrección en diferentes ámbitos vitales: el existencial, el laboral, el amoroso…

Aprovechando el descanso en camerino, cuatro artistas apuestan sus locuras al azar y se preparan para ejecutar el gran número final antes del gran número final: un viaje de ida y vuelta en el que dialogan con experiencias de las que se ven incapaces de salir, arrastrados en un eterno retorno. Son Sísifos de color, condenados a subir sus piedras hasta la cima para luego verlas rodar otra vez. Una maldición que se revive todos los días de función y que les obliga a reencontrarse noche a noche, en mitad de la partida, en el punto de partida”.

Les recuerdo que la Cultura es segura, y que los teatros son necesarios, porque nos permiten reencontrarnos, aunque sea por un ratito, con lo que somos los seres humanos: esté uno “enfrascado” en tiempos de pandemia, o lo que fuere.

Comparte este contenido

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *