María Jesús Bajo Martínez: Nosotros atestiguamos una realidad

by

Recientemente hemos hablado con María Jesús Bajo Martínez, responsable del área de investigación, proyectos y publicaciones del CIRAE (Centro de Investigación y Recursos de las Artes Escénicas de Andalucía- antes conocido como Centro de Documentación de las Artes Escénicas de Andalucía). Este centro, albergado en la antigua iglesia de Santa Lucía de la ciudad de Sevilla, lleva años prestándonos un servicio público excepcional. Profesionales, estudiantes y aficionados de las artes escénicas, tenemos el privilegio de poder consultar de primera mano unos fondos dificilísimos de localizar en cualquier otra parte de España.

Les estoy hablando de un centro que merece ser conocido por todos los andaluces, ya que no solo se encuentra ubicado en una joya arquitectónica gótico-mudéjar como es la iglesia de Santa Lucía, sino también porque pone a nuestro alcance unos fondos muy valiosos, además de numerosas e interesantes actividades culturales. Así el CIRAE se nos presenta como una pieza clave para el desarrollo de las artes escénicas en Andalucía, que dispone de un espacio idóneo para que la teoría y la práctica confluyan y que nos acerca al pasado y el presente de las artes escénicas. 

Por tanto, les voy a enumerar una serie de datos para que ustedes, estimados lectores, se hagan una idea del valor que tiene este centro especializado en las artes escénicas:

  • 42.000 Monografías
  • 1098 Revistas de fondo histórico
  • 15 Revistas activas
  • 16.000 Documentos audiovisuales
  • 325.000 Imágenes
  • 9.500 Carteles
  • 8.200 Reportajes fotográficos
  • 500 Documentos sonoros
  • 2.000 Figurines
  • 1.400 Bocetos escenografías
  • 166.000 Documentos de prensa
  • 20.700 Programas de mano
  • 5.500 Usuarios de la biblioteca registrados
  • 34 Puestos de estudio
  • Más de 100 Publicaciones en el campo del Teatro y la Danza.
  • Más de 10 Exposiciones.
  • 107 Actividades culturales en Andalucía a través del programa #elcentroAescena en el año 2019
  • 350 personas visitaron nuestras instalaciones en el año 2019 (profesionales y público en general) a través del programa de visitas guiadas.

Fondos singulares: Fondos Esperpento, Mediodía, Aula 6, Los Ulen, Agrupación Teatral La Cuadra de Sevilla, Teatro Lebrijano, Antonio el bailarín, Julio Martínez Velasco, José López Rubio; y Fondo de Ilusionismo.

Miembro de la Red Idea (centros de documentación y bibliotecas especializados de la Junta de Andalucía).

Miembro de las redes internacionales SIBMAS (Asociación Internacional de Bibliotecas, Archivos y Museos de las Artes Escénicas) y ENICPA (Red Europea de Centros de Información de las Artes Escénicas).

Amplio horario de atención al público: lunes a jueves de 9:00 a 19:00h y viernes de 9:00 a 14:00h (horario de verano: lunes a viernes de 9:00 a 14:00h).

Desde que se publicó la entrevista a María González (Directora del Festival Mes de Danza) en marzo del año pasado (con motivo de dar respuesta a las causas y efectos de la publicación del comunicado de “Barbecho” por parte de dicha organización), nosotros en ACHTUNG! hemos desarrollado un proyecto de entrevistas a distintos protagonistas de las artes escénicas, estando más centrados en la realidad de estas disciplinas en la ciudad de Sevilla. Proyecto que seguiremos llevando a más ámbitos, y considerábamos imprescindible contar con esta institución que tantas lecciones y reflexiones nos puede aportar. Porque las artes escénicas no sólo se desarrollan en los teatros, las salas de ensayo, las academias, los conservatorios…, sino que también están en las investigaciones teóricas, el trabajo de conservación y catalogación: labor que certifica nuestra historia y legado.

#CIRAE. Florentino Yamuza
#CIRAE. Florentino Yamuza

 

Sin más dilaciones les dejo con lo que fue mi conversación con María Jesús Bajo Martínez:

-¿Qué necesidad tiene el ser humano de registrar lo que ha hecho?

El ser humano, desde tiempos ancestrales, busca la permanencia, y muchas de sus manifestaciones artísticas que realiza van encaminadas a transcender, y dejar en la memoria el rastro de nuestro paso.

En el caso del teatro, la danza, el circo o la magia, los medios que se han utilizado hasta ahora eran documentos en letra impresa. Tales como: un programa de mano, una foto, o algún texto que hacía referencia.

Ahora, afortunadamente, tenemos otros medios que sí dejan una imagen más fehaciente de lo que ha podido ocurrir en un evento de artes escénicas.

-¿Hasta qué punto tener esa constancia, ese registro cronológico…, podrían ayudar a entender lo que está documentado? Lo digo porque aunque tengamos dicho registro, ello viene acompañado de una investigación de fondo.

Ya de entrada tener algo registrado, es fundamental. Todo material que no esté catalogado o no esté en su archivo correspondiente, es como si no existiera. ¿Sabes la cantidad de documentación que se pierde a diario? Eso sucede porque nadie ha dado valor a ese programa de mano o esa foto donde su abuelo está haciendo algo parecido a teatro.

Todo esto sucedía porque los estudios más clásicos estaban centrados en los textos, y no tanto en la puesta en escena o en los apartados complementarios de los textos.

Además no hay una única investigación, hay múltiples investigaciones. Es decir: un programa de mano, una noticia de prensa, que a lo mejor puede parecer baladí, puede ser importante para nuestra historia y gracias al trabajo de un investigador puede llegar al público. La importancia la da el investigador, la persona que busca el dato.

Salvo alguna pieza excepcional, todos los documentos se apoyan los unos con los otros. Es como una cadena que te va llevando, hasta que uno tiene una visión del tema en cuestión, y así se forma una especie de mosaico.

Lo primero es que todo esté perfectamente catalogado y que esté a disposición de los usuarios.

-Supongo que ustedes tendrán espectáculos lo suficientemente documentados, como para “reconstruirlos”.

Nada sustituye al directo, pero nos podemos aproximar.

Todos sabemos que ninguna función es igual todos los días que se representa. Sea porque los artistas o los integrantes del público están de un modo u otro.

Tenemos recursos como las imágenes grabadas, las fotografías, las críticas, etc.…, de tal manera que alguien de dentro de unos años se pueda hacer una idea de cómo fue aquel espectáculo.

-Entonces ese es el cometido de un trabajo de documentación. Es decir: no tanto “luchar” contra la naturaleza efímera de las artes escénicas, sino hacer que las mismas sigan existiendo como tal.

¡Totalmente! Nosotros intentamos dejar vestigios de esos trabajos, para que todo lo que haya pasado no se quede como algo que no sabemos si ha existido o no.

#CIRAE. Florentino Yamuza
#CIRAE. Florentino Yamuza

 

-Estudiantes y profesionales emergentes de las artes escénicas, requieren tener referentes: gente que ha dejado una “huella”, de cuyo legado nos podemos nutrir. Los anteriores tendrán su propio camino, pero al poder consultar cosas de nuestros antepasados permite abordar esa herencia de otra forma.

Nosotros atestiguamos una realidad. Imagínate si hubiéramos tenido algunas fotografías de actuaciones en el Siglo de Oro. Afortunadamente, para hacernos una idea, disponemos de algunos bocetos de vestuario, bocetos de escenografías e incluso algunos grabados de representación de carros para los autos sacramentales. 

Aunque intentamos cubrir todos los espectáculos más importantes de las artes escénicas andaluzas, siempre agradecemos la colaboración de las compañías y profesionales del medio cuando nos facilitan el material documental de sus representaciones (programas de mano, fotografías, vídeos, etc.). Los profesionales son cada vez más conscientes de la necesidad de ubicar cada documento en un archivo, para que el día de mañana cualquier persona lo pueda consultar. Desde aquí animamos al sector a colaborar. 

-Dentro de todos los tipos de formatos que vosotros tenéis en vuestros archivos ¿Qué ventajas y desventajas contiene la conservación de documentos en formatos “analógicos” y digitales?

Muchos de nuestros fondos están compuestos por programas de mano, recortes de críticas de prensa, libros, fotografías, algún cuaderno de dirección, algún boceto de una escenografía, etc.…, ese material es muy valioso, como también difícil de manipular y conservar. Algunas veces necesitan una labor de restauración.

Tras estudiar las condiciones en las que están estos documentos, se digitalizan.

-O sea ¿Vuestros fin último es digitalizar todos los documentos que vosotros disponéis?

Nuestro objetivo no es solo la digitalización. Nuestras funciones son las de localizar, recoger, conservar, analizar, investigar y difundir toda esta documentación en papel, las imágenes, los materiales audiovisuales y, por supuesto, el importante fondo de nuestra biblioteca especializada en las artes escénicas. Es a través de la difusión que podemos poner todo este material al alcance del público. Para ello organizamos en toda Andalucía actividades, exposiciones, publicaciones, jornadas, etc.

A veces nos llegan grabaciones en formatos antiguos (VHS o beta) y las digitalizamos con el fin de preservarlas. Pero los fondos originales son muy importantes y de ningún modo se han de perder.

De hecho toda la documentación que tenemos digitalizada, está disponible en nuestra base de datos, Elektra, a la que se puede acceder desde cualquier parte del mundo con internet.

Si algún documento no puede ser visualizado en Elektra por estar sujeto a los derechos de autor, el usuario puede acercarse a nuestra sede o ponerse en contacto por teléfono o por email con los responsables del departamento de Archivo y Documentación.

Si lo que desea es consultar una monografía, también disponemos del servicio de préstamo interbibliotecario o préstamos interinstitucional.

El documento más antiguo es un cartel de un teatro de Cádiz de 1833. Aún así somos un centro muy joven, dado que nacimos en la década de los ochenta.

-Es posible que yo no lo haya encontrado ¿Por qué no tienen redes sociales tomando en cuenta los días que corren?

Nosotros como CIRAE no las tenemos. La Agencia Andaluza de Instituciones Culturales es la entidad que gestiona las redes sociales de todos los programas culturales de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico.

También disponemos de una página web (www.cirae.es) permanentemente actualizada con las últimas novedades sobre las artes escénicas en Andalucía. En ella el usuario podrá consultar nuestra  programación cultural mensual, #elcentroAescena, además de solicitar el carné de usuario de nuestra biblioteca o inscribirse a nuestro newsletter mensual. 

#CIRAE. Florentino Yamuza
#CIRAE. Florentino Yamuza

 

-¿Cuántas bibliotecas de este tipo hay en España?

Está la del Intitut del Teatre (Barcelona) y el Centro de Documentación Teatral (Madrid). Luego cada conservatorio de danza y escuela de artes dramático tiene sus propios fondos; Y también en la Fundación Juan March hay unos fondos interesantes

-¿Ustedes tienen referentes fuera de España, de donde ustedes han podido sacar claves de sus respectivas experiencias?

Nosotros pertenecemos a las redes internacionales más importantes en relación a las artes escénicas: SIBMAS (Asociación Internacional de Bibliotecas, Archivos y Museos de las Artes Escénicas) y ENICPA (Red Europea de Centros de Información de las Artes Escénicas).

-Entonces ustedes como institución joven, pueden aprender mucho de quienes les acompañan en dichas redes.

No todas las instituciones que pertenecen a estas redes son centenarias. La idea principal es que todos aprendemos de todos, compartimos nuestras experiencias y nuestro saber hacer o “know how” para mejorar nuestro servicio al usuario y para preservar y documentar de la mejor manera posible el patrimonio escénico europeo.

-O sea que ¿Este “interés” por documentar  y dar espacio a la reflexión  hacia las artes escénicas, es relativamente reciente?

Desde el siglo XIX ha habido un interés por conservar y guardar documentación, no sólo desde el aspecto estético.

-¿Las artes escénicas han estado desempeñando un papel secundario en el desarrollo de nuestra cultura occidental?

Se han incorporado en los estudios universitarios, posteriormente. Para esas tareas estaban  los conservatorios (danza y teatro), y desde la universidad las disciplinas que han tenido más aproximación al teatro han sido las filologías, desde un aspecto filológico- literario, y luego está la historia de la música.

Por ello ha habido allí una disociación, pero ya afortunadamente, dentro de la filología se va viendo la necesidad de completar esos estudios filológicos-literarios, con lo que ha sido la práctica escénica.

No se trata de que los alumnos de las filologías se pongan a representar teatro (para ello existen las escuelas de arte dramático). Pero es interesante que tengan determinadas nociones de artes escénicas, por ejemplo, contemplando ese texto en escena.

Por otro lado, los profesores y profesionales de las prácticas escénicas, deben ver en los aspectos más teóricos una base y un gran apoyo para dinamizar su trabajo. Por eso creo que hay que trabajar desde esa complementariedad.

Este centro puede ser una buena bisagra, porque por un lado tenemos toda la teoría, más documentos sobre la práctica escénica y la colaboración de los profesionales del sector que pueden disponer de nuestro espacio para desarrollar sus actividades. Así todos estos mundos se encuentran y se enriquecen mutuamente.

#CIRAE. Florentino Yamuza
#CIRAE. Florentino Yamuza

 

-¿Cómo fomentar la investigación en aspectos teóricos en artes escénicas desde especialidades universitarias como historia, historia del arte o filosofía, por ejemplo?  Lo digo porque la aparición de estas disciplinas en dichas carreras, es en el mejor de los casos, testimonial.

Incluso en masters, a menos que un docente tenga cierta sensibilidad por estos temas y tutorice algún trabajo de fin de máster o tesis sobre teatro o danza por ejemplo, las arte escénicas apenas se mencionan.

Me estás preguntando por tema de educación, que evidentemente, yo no estoy en la Consejería que correspondería.

Lo que si hacemos es colaborar y fomentar desde el centro, con todas las disciplinas que tengan relación con lo escénico.

Por ejemplo, proyectos que quizás pueden parecer tangenciales; pero al final todo termina siendo como un mosaico, dado que todas las piezas se pueden unir y construir algo interesante.

Este centro cuenta con una biblioteca pública y especializada, con acceso libre a sus fondos, y un archivo de las artes escénicas.

-¿Crees que el que se materialice en España una carrera teórica de artes escénicas, pueda darle un mayor impulso a todo esto?

¿Cómo en París ocho?

No lo sé. Aún así, todo puede ser positivo e interesante, para que se le pueda dar espacio a todo.

De todas formas somos un espacio intermedio, entre la teoría y la práctica de estas disciplinas. Y ese es nuestro cometido.

Además nos sentimos bien con unos y con otros, porque entendemos que la diferencia es mínima, y todo es complementario.

-Ustedes prestan  un espacio para realizar presentaciones de libros relacionados con las artes escénicas, visitas guiadas para que se conozcan vuestras instalaciones y posibilidades, o eventos de asociaciones como la PAD (Asociación Andaluza de Profesionales de la Danza), entre otras tantas cosas.

Claro. Cada año, por ejemplo, colaboramos con el Conservatorio Profesional de Danza Antonio Ruiz Soler de Sevilla. Organizamos videoforum, coloquios, cápsulas de danza en el marco del Día Internacional de la Danza (29 de abril) realizadas por los alumnos de último curso, visitas guiadas para que conozcan nuestro centro, etc.

Organizamos también conferencias, actividades relacionadas con la magia, o el mundo de los títeres. En fin, nosotros brindamos un espacio para que el sector pueda presentar un proyecto relacionado con las artes escénicas, siempre que sea factible dadas las características de nuestro espacio. Tenemos un aforo y unos medios técnicos limitados.

-Aparte de facilitar el espacio ¿Qué creéis que podéis aportar para crear más redes entre los profesionales de estas disciplinas?

Es posible que haya profesionales que no nos conozcan, a pesar de que salimos fuera de Sevilla o bien nos valemos de nuestras conexiones ubicadas en las provincias de esta comunidad. Así que lo primero es que se conozca nuestro centro, nuestros fondos. En los cuales hay miles de documentos de estudios críticos, de maquillaje, de vestuario, de iluminación, danza, etc…

Además tenemos un porcentaje importante de la producción andaluza en vídeos: fondos inimaginables para consultar y estudiar.

Lo importante es que los profesionales y aficionados dispongan de este centro dentro un horario amplio. Estamos abiertos al público de lunes a viernes de 9 a 19h (salvo los viernes que el horarios es de 9 a 14h). Luego tenernos nuestras actividades culturales que se desarrollan de 20 a 22h.

#CIRAE
#CIRAE

 

-¿Ustedes cubren espectáculos de todas las provincias andaluzas?

Sí. Se intenta en la medida de lo posible cubrir los espectáculos de las artes escénicas en Andalucía. Por ejemplo, estamos presentes en la Feria de Teatro en el Sur (Palma del Río, Córdoba), Mes de Danza (Sevilla), Circada (Sevilla), Festival Iberoamericano de Teatro (Cádiz), etc.

También muchas de las actividades que hacemos aquí en Sevilla, las reproducimos en otras provincias. En algunas ocasiones nos trasladamos en persona, o las llevan a cabo colaboradores.

Una de ellas son los clubes de lectura de textos dramáticos, que aunque empezaron en Sevilla, al tiempo dimos con unos centros colaboradores afincados en diferentes localidades andaluzas.

-Supongo que la irrupción de la pandemia, les ha reducido al máximo este tipo de actividades.

No te creas. En el 2019, un año “normal”, hicimos 107 actividades entre nuestra sede en Sevilla y fuera de la misma, y en 2020, a pesar de la pandemia, logramos llevar a cabo 42 iniciativas.

-¿Esas 42 hasta la activación del estado de alarma sanitaria?

Fueron actividades realizadas antes y después del confinamiento. Ya en mayo de 2020 celebramos las sesiones de tres clubes de lectura de textos dramáticos de manera telemática, y en junio otra sesión.

En este año hemos mantenido la actividad de cuatro clubes: Huelva, Almería, Granada y Sevilla. Todos ellos de forma telemática.

Tuvimos que adaptar los horarios y aforo de nuestras actividades que alguna ocasión incluso comenzaron a las 16:30h. Pero no hemos dejado de hacerlas.

Sí. Incluso ha habido actividades de la PAD que se han colgado en internet para que todos las podamos visionar, y a la vez se mantenga el respeto a las restricciones sanitarias.

El pasado 29 de abril, un sábado por la mañana, realizamos una actividad sobre el tema de la mujer y su papel en la danza. Y días antes, tuvimos otra sobre la historia de la danza en Andalucía.

Incluso hemos continuado con ciclos que se llevan a cabo de octubre a mayo: sobre el autor Miguel Romero Esteo, y sobre la generación  que lleva su nombre.

-¿Cómo pueden solicitar un profesional o compañía del sector que se cubra el estreno de su espectáculo gracias al plan de filmación y fotografías del CIRAE?

En nuestra web (www.cirae.es) tenemos un formulario desde donde el usuario puede cursar la solicitud. Intentamos cubrir todas las representaciones, en la medida de nuestras posibilidades y del número de solicitudes.

-Tengo la percepción de que hay muchas jóvenes compañías que están todavía en proceso de consolidación. Y al final, no tienen la suficiente confianza como para que ustedes les cubran sus espectáculos.

Sí. También a veces hay desconocimiento.

-Desde luego transmite respeto llamarles a ustedes.

Creo que siempre hay que intentarlo, aunque haya veces que no se consiga. Por ejemplo, algunos días se han grabado cuatro espectáculos.

Ha habido veces que alumnos de la ESAD (Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla), después de haber hecho algún espectáculo de fin de curso en un día o dos. Nos han preguntado si se puede representar dicho espectáculo aquí. Así que estamos abiertos a recibir a estos y a otros proyectos de jóvenes creadores.

-¿Ustedes cubren sólo lo que sucede en Andalucía, no?

Nos interesan las artes escénicas en general, pero fundamentalmente lo que ocurre en escenarios de Andalucía y las actividades de los creadores andaluces que se encuentran fuera de nuestra Comunidad.

También  nos interesa toda la programación cultural, por ejemplo la del Teatro Lope de Vega (Sevilla), donde se programan espectáculos de andaluces y no andaluces.

Asimismo nos dedicamos a los profesionales afincados en Andalucía, dado que nuestro ámbito de actuación es esta comunidad.

#CIRAE. Florentino Yamuza
#CIRAE. Florentino Yamuza

 

-Estoy pensando en profesionales como los bailarines y creadores Fernando Lima y Manuela Nogales, quienes no nacieron en Andalucía, pero han dejado una “huella” en la historia escénica de esta región.

Claro, claro.

En el campo del circo, tenemos aquí artistas que no son andaluces y que han tenido una larga estancia en esta comunidad. Su trabajo aparece recogido en nuestras exposiciones.

-Ustedes que han acompañado de principio a fin la trayectoria de festivales de artes escénicas en Andalucía ¿Cómo vivís la desaparición de algunos de estos festivales en esta región? Desde luego ustedes tendrán un registro del germen de todas estas iniciativas.

Nosotros hemos visto crecer y desaparecer a festivales y compañías. E incluso a profesionales que nos han dejado, o han reorientado sus carreras profesionales.

Cuando desaparecen siempre sentimos un cierto pesar. Hemos pasado por varias crisis económicas: la de 2008, que cuando parecía que asomábamos cabeza…, ahora está esta pandemia.

Durante esta crisis, hemos estado bastante en contacto con los profesionales, yo en concreto con los autores dramáticos, otros compañeros con gente de danza o actores. Se ha visto como a mucha gente se le cancelaron sus actuaciones: las artes escénicas se han resentido muchísimo.

La Junta de Andalucía y otras entidades municipales, han activado medidas extraordinarias para compensar los efectos de esta crisis (las cuales yo creo que han sido bien recibidas). Entre esta medidas, se ha intentado reprogramar todo lo que se ha cancelado, para que se perdiera el mínimo de trabajo posible.

La cultura ha sido una zona segura, los teatro han sido un lugar seguro. En el verano del año pasado se empezó a intensifica la programación al aire libre, considerando que tenemos en Andalucía un clima excepcional, y además un patrimonio maravilloso. De esta manera, se potenciaban  estas dos cosas al mismo tiempo.

-Es público que Ricardo Iniesta del teatro TNT (Sevilla), ha dicho que ha habido días que a pesar de las restricciones de aforo, han sido mejores que algunos en los que no ha habido ninguna alerta sanitaria. Asimismo, lo han comunicado desde el Teatro Távora (Sevilla).

Claro. Es que se ha trabajo mucho desde todos los ámbitos, y luego el público se ha portado muy bien. Lo cual ha contribuido a que se de esa seguridad.

-Hay quien dice que hay que conservar las sesiones de las 12 del mediodía, aparte de las que se hacen comúnmente por la noche.

¿Por qué no? Una cosa no quita la otra. Hay espectáculo que por su características funcionan mejor por la noche, pero otros pueden seguir celebrándose durante el día.

-Ojalá que todas estas cosas queden en el recuerdo del público, y éste esté dispuesto a ir al teatro con el mismo entusiasmo con el que se ha vivido en esta temporada 2020-2021.

Es que ha habido una necesidad de ver espectáculos en directo. Hemos visto muchas cosas a través del ordenador, pero está esa necesidad mental y física de ir al teatro.

-Para finalizar ¿Qué proyectos están desarrollando de aquí a fin de año?

Tenemos muchos proyectos.  Dentro de nuestras publicaciones, y después de haber lanzado este año el libro “Teatro para una Crisis”, que fue el producto de un trabajo que estuvimos haciendo durante el confinamiento, y una publicación sobre la historia del circo en Andalucía, vamos seguir con la de los textos de la Generación Romeroesteo y los textos inéditos del autor Fernando Mansilla. Igualmente nos gustaría publicar algún texto del reconocido autor andaluz, Alfonso Jiménez Romero. Además próximamente inauguraremos la exposición «Sobre las tablas ARTISTAS ENTRE DOS SIGLOS La academia de declamación de Málaga». Así mismo continuaremos con todas las actividades del centro como la Biblioteca, Archivo y Documentación, el Plan de Filmación y Fotografía y, por supuesto, con la investigación. También seguiremos contando con la colaboración de alumnos en prácticas gracias a acuerdos con centros de formación de Andalucía.

La idea es que esto vuelva a ser el espacio de las artes escénicas de Andalucía, su espacio.

 

 

 

 

 

 

Comparte este contenido

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *