arte, danza, escena — 1 diciembre, 2021 at 13:30

Lucía Marote y Poliana Lima nos traen al Teatro La Fundición “Anatomía del Sentimiento”: lo que promete ser un dúo que no nos fallará

by

Los próximos 8 y 9 de diciembre se representará en el Teatro La Fundición (Sevilla), Anatomía del Sentimiento, de la mano de Lucía Marote. Esta profesional estará acompañada de Poliana Lima, quien se prestó a esta inmersión de investigación corporal que promete dejarnos encandilados.

Foto: Javier Marquerie
Foto: Javier Marquerie

 

He de reconocerles que el trabajo de Lucía Marote no lo conozco, pero cuando yo he visto a Poliana Lima sobre un escenario (por ejemplo en Hueco, dentro de la programación del Festival Mes de Danza de 2018), siempre he quedado fascinado por cómo canaliza sus investigaciones en torno a cómo responde el cuerpo, asumiendo una pauta hasta sus últimas consecuencias. Es más, esta bailarina, creadora  y docente brasileña afincada en Madrid, se suele atrever con temáticas que apuntan a lo más profundo de la condición humana. En fin, son sólo unos ingredientes necesarios para que no dude en reservarme un espacio en mi agenda.

En esta línea, si una profesional como Poliana Lima se ha embarcado a hacer un trabajo con Lucía Marote, pues no me queda más que “seguir esta recomendación” para acercarme a uno de sus trabajos. Ahora bien, dentro de lo que he podido informarme a través de la entrevista que le hizo Olga Baeza en septiembre de 2019, en el programa radiofónico de RNE, “A compás”.  Resulta que esta profesional costarricense, siempre ha tenido presente en su vida la danza al margen de no tener planeado dedicarse profesionalmente a dicha arte escénica. No obstante al paso de un tiempo de llegar a Madrid,  decidió formarse en un Conservatorio Profesional de danza, así esta disciplina le fue atravesando hasta tales puntos que su relación con la danza y su cuerpo, fueron cambiando por completo.

Asimismo en esta entrevista, nos reconoce que en cada proceso de creación le supone caminar con incertidumbre  y abierta a lo que se vaya encontrando en el camino. Mientras se vale de la comunicación para poder trasmitir las directrices de sus piezas, y de cómo abordar el cuerpo desde la idea de que “en el cuerpo está todo”.

En fin, me muero de curiosidad de ver qué nos tienen preparado estas profesionales de la danza. Así que por lo pronto habrá calmar la impaciencia con este adelanto.

Anatomía del sentimiento nace del encuentro entre dos mujeres, nosotras, Lucía y Poliana. El eje conceptual de la obra se ha ido construyendo a partir de la interacción entre nosotras y de el proceso de conocernos con todo el cuerpo. Desde ahí hemos descodificado una historia más universal, un guion poético, una iniciación a la vida en donde ambas apoyamos a la otra y nos apoyamos en la otra. Buscamos crear un espacio en donde, libres, cada una pueda darse a luz a sí misma y a la compañera, generando cada vez una experiencia para que el espectador pueda verse reflejado en su propia poesía. Nuestro lenguaje es la danza, el lenguaje del cuerpo, todo lo que lo compone y todo lo que proyecta.

Los cuerpos desnudos se presentan como un paisaje en donde cada pliegue de la piel nos revela algo. Si dicen que los ojos son espejo del alma, tomamos todo el cuerpo como espejo. Anatomía del sentimiento también se nos ha ido desvelando como un trabajo que nos invita a compartir la transformación y la evolución natural de los cuerpos, nuestros cuerpos, del estar, de la presencia, de la relación. En un espacio vacío y libre de restricciones, donde todo es en potencia, el cuerpo se presenta como contenedor y espejo de los sentimientos y estados que le atraviesan.

A través de un acto poético de entrega absoluta, sin reservas, sin miedo o a pesar de él, dos mujeres se buscan, se comparten, se apoyan, se funden, se disuelven, desvelando la historia escondida entre los pliegues de la piel en forma de poesía escrita en los cuerpos. Se trata de un camino para trascender el dolor, para renacer, para sanar. Y de la belleza de unos cuerpos que se muestran con crudeza y honestidad.

 

 

Anatomía del Sentimiento de Cía. Lucía Marote llevó a escena qué supone transitar por varias exploraciones corporales

 

 

Comparte este contenido

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *