achtungrafías, carrusel, entrevistas, festivales de música, música — 1 septiembre, 2020 at 0:05

La gente que acude a las sesiones es la que realmente te hace ser DJ

by

Menos conocido como Juan Ismael González, el Dr. Música Ismael es el atípico DJ que no sólo pincha antes y/o después de tu grupo favorito. También puedes encontrarle en festivales de cine, clubes, discotecas, bares, restaurante, hoteles… casetas de feria (con estilo) o en la carpa grande de un festival, y ello, posiblemente, rematando la sesión con “Always Look on the Bright Side of Life” de los Monty Python. A día de hoy su actividad le ha llevado por diversos lugares de España, pero es DJ residente en Sevilla, y también es popular a la vez querido. Este profesional del populismo musical también es presentador de El Legado de Gracita Morales en Radiópolis, por donde pasa la flor y nata de la música internacional y local, conocida o por conocer. Aprovechamos los tiempos del Covid para que nos hiciera un hueco en su agenda y nos contara lo que nos tiene que contar.

 

¿Cómo llegaste a Radiópolis?

Pues precisamente gracias a mi actividad como DJ, fue en el invierno del 2006 cuando Alfonso López, el primer Presidente/Director que tuvo la emisora el que me llamo y me propuso hacer un programa sobre música Pop. En los comienzos había pocos programas musicales, uno de Heavy y otro de Bandas Sonoras de films. Yo le dije que nunca había hecho radio, él me dijo “tranquilo, le cogerás el tranquillo fácilmente”. Y así fue como comenzó todo. El formato de mis primeros programas era bien distinto. Ponía canciones de Pop/Rock/Oldies, todas en castellano, siempre utilizando rarezas o caras B de bandas o solistas que no se oían en las radios comerciales. Para ello estuve buscando un título para el mismo, quería fuera una personaje icono Pop de la cultura musical o cinematográfica de los 60 en España y se me ocurrió el de Gracita Morales. En un principio pensé en llamarlo El Testamento de Gracita Morales. Pensé que era demasiado tétrico, así que se quedó en El Legado de Gracita Morales.

 

¿Cómo es ahora El Legado de Gracita Morales?

El cambio de formato se debió a que iba a muchos conciertos de bandas y solistas sevillanos. En uno de ellos, habló del verano del 2009, vi a una joven banda se llamaban Static Move. Tocaron antes de la banda principal como teloneros. Debo confesar que me gustaron más que los cabeza de cartel. Cuando acabaron les pregunté algunas cosas, de dónde eran, cuánto habían cobrado, cuánto tiempo llevaban juntos etc. Me dijeron que no habían cobrado que lo hacían por amor al arte y darse a conocer en Sevilla. Ellos son de Alcalá de Guadaira, precisamente mí pueblo. Allí tenían su CD, una grabación casera que vendían a 3€. Les compré dos y les invité a presentar su disco al programa. Actualmente se llaman Victoria Ford y ya han actuado en diferentes salas como cabeza de cartel y en diferentes eventos y festivales y respondiendo. En resumen, el programa es una ventanita abierta a los músicos y solistas que no tienen acceso a las radios comerciales para darlos a conocer a través de Radiópolis. El primer programa se emitió el viernes 5 de octubre del 2007… O lo que es lo mismo cumpliremos catorce años el próximo otoño.

 

¿Alguna entrevista que recuerdes con más intensidad últimamente?

Han sido centenares de grupos y solistas tantos masculinos como femeninos, los que han pasado por el programa y cada uno de ellos me han aportado algo nuevo y especial. No te podría decir concretamente, pero sí te digo que intensas son todas, porque al ser un programa improvisado, sin guión y sin preguntas escritas nunca sabes con qué te pueden sorprender. Más que intensas son divertidas, porque el formato del mismo es como el estar en una mesa de camilla, tomando unas copas con unos amigos, hablando de todo, pero por supuesto dándole prioridad a escuchar los nuevos temas que presentan en el programa.

 

 

 

¿Qué le hace falta a Radiópolis?

En estos momento en que la emisora es autogestionada lo único que falta es dinero, así de fácil y complicado. Imagino que como a todas las asociaciones culturales sin ánimo de lucro como es Radiópolis. Quizás también necesite más gente joven que le dé agilidad y versatilidad a los programas. Actualmente te podría decir que la media de edad de los socios que hacemos programas es de cincuenta y pico de años. Tenemos mucho bagaje y buen hacer por supuesto, pero necesitamos savia nueva.

 

¿Qué es ser DJ?

Desde pequeño me ha gustado la Música. Jamás llegué a tocar ningún instrumento, y lo intenté. Creo que todos los DJs habrá excepciones, cambiamos esto por poner la música ya enlatada, siendo preciso en el desenvolvimiento de la ejecución no admitir peticiones (hay excepciones), tener buen gusto (no está reñido con pinchar clásicos), pero sobre todo escuchar mucha música. Además te lo tienes que creer. Yo llevo poco tiempo creyéndomelo, pero es la gente que acude a las sesiones la que realmente te hace ser DJ. Yo sigo poniéndome nervioso cuando comienzo mis sesiones, y por supuesto, aunque vayan pasando los años tienes que dar lo mejor de ti, o lo que es lo mismo envejecer con clase.

 

 ¿Qué fue lo que te llevó a ser DJ? ¿Cómo fue tu primera sesión?

Pues como buen melómano tengo una gran colección de discos. Siempre he estado de aquí para allá y viajaba con mis discos, que ponía en fiestas de amigos o reuniones caseras. Los amigos me preguntaban que por qué no me hacía profesional, ya que todos flipaban y me felicitaban por mis sesiones, casi siempre eclécticas, pero con mucha marcha. Cuando me mude a Sevilla en 1997 no conocía a nadie. Poco a poco y viviendo en la Alameda es fácil hacer amigos, sobre todo del mundillo musical. Una amiga que venía a mi casa donde me escuchaba poner música abrió un bar y me comento que si quería poner música en la inauguración. Le dije que sí. Fue tanto el éxito que me dijo que fuera todos los viernes y sábados a pinchar. Al principio, ya sabes, “copas por coplas”. Eso fue de alguna manera lo que me llevo a ser DJ.

 

 

¿Qué recuerdas de tu última sesión (antes de la pandemia)?

Pincho todos los domingos a partir de las 18.00 de la tarde en el Habanilla Café en la Alameda de Hércules, que de alguna manera me sirve de local de ensayo para mis sesiones en festivales, o sea, que pongo como ya he dicho por ahí, música ecléctica, mezclando Indie, Pop, Rock, Soul dependiendo como vea yo a la gente. Esa fue mi última sesión. Tenía programado pinchar en RenoFest, Vértigo Estival, Los Chozos Fest, Pop CAAC, pero con la pandemia…

 

¿Cómo fue la experiencia de DJ durante la cuarentena?

Pues curiosamente muy, muy gratificante. Una página en Facebook (Bailando en Casa 2.0) buscaba DJs para hacer sesiones en streaming. Les escribí y me contestaron que me conocían de haber estado en algunas sesiones mías, así fue como entré. Hemos tenido sesiones más de 60 DJs de varios países de casi todas las provincias españolas. Eran cuatro sesiones diarias o más, para hacer más llevadero a la gente que le gusta la música el tema del confinamiento. Todos eran muy buenos y grandes DJs. Han sido tres meses a tope en el que ha habido un buen rollo y en el que he hecho muy, muy buenos amigos. Te puedo decir que se ha creado una gran familia de la que estoy muy orgulloso pertenecer. Bailando en Casa sigue haciendo sesiones dos veces por semana… por cierto, después de mi última sesión en streaming para ellos se me estropeó mi equipo musical y ahora mismo lo tengo en el taller. En cuanto me lo arreglen, ya falta poco, vuelvo sin dudar a Bailando en Casa. Quien avisa no es traidor.

 

¿Alguna experiencia para el recuerdo de una sesión?

Pues tengo varias, pero te cuento dos: En una de mis sesiones en el CAAC una chica, yo no la conocía de nada, me dio un papel. Yo creía que era una petición. Cuando al rato miré el papel, era una nota en la que ponía “Gracias por la música que estás poniendo. Era la que necesitaba”. Estuve todo el tiempo que me quedaba de mi pinchada buscándola entre en público. Nunca la encontré. La nota escrita sobre un trozo de comic aún la conservo. Incluso puse un post en mi página de DJ en Facebook con la foto de la nota que me dejó. Nunca pude contactar con ella. La otra fue durante un concierto también en el CAAC. Tocaban Victoria Ford. Hicieron un stop antes de su última canción. Yo pincharía cuando ellos terminasen, al paso de los aplausos del público. El cantante pidió un aplauso para mi diciendo “… y ahora pedimos un aplauso para Dr. Música Ismael, que fue la primera persona que creyó en nosotros hace más de 8 años, y que después de nosotros os hará bailar con la mejor música”. La gente se volvió hacia mí, más de 1.000 personas aplaudiendo. Me emocioné mucho. Sólo por cositas como esas merece la pena envejecer poniendo música y en ello estoy.

 

 

¿Cómo ves el futuro a corto plazo de los DJs?

[Comienza con risas]. Hace tiempo una amiga mía publicaba en Facebook que hay más DJs que personas… Si hay público, ¿por qué no? Hay DJs que tienen sus trabajos y otros que viven de ello. Yo les daría prioridad a estos últimos. Las sesiones no están bien pagadas. No hay un baremo para DJs. Hablo siempre de los profesionales del ramo que pueden pasar de 50 a 150 euros. Hablo por mí y por cositas que DJs amigos me han contado. ¿Las pinchadas gratis? El que no lo haya hecho que tire la primera piedra, pero que la gente no se confunda, podríamos pedir 500 euros y el siguiente gratis para quien realmente nos dé la gana, pero que después no se aprovechen de ello. Después están los artistas cantantes o músicos que deciden hacerse DJs bajo el nombre de su banda y que claro pueden acarrear a fanes de la banda. No estoy en contra de ello, pero sí digo que tienen una ventaja sobre todos los demás. Más de una vez he intentado hacer un Sindicato de DJs [risas] pero es imposible. El mercado está mal y cada jefe de sala o productor de eventos te ofrecen algo. Si ves que es poco y no lo aceptas siempre habrá alguien que lo haga. Por otro lado están los grandes festivales que ofrecen poco, pero a cambio te dan pase de artista y apareces en un cartel junto a grandes bandas y eso puede ser bueno para el currículo de cualquier DJ. Quiero dejar bien claro que esta es mi visión personal de cómo está el mercado de los DJs.

 

¿Cuándo es/podría ser tu próxima sesión?

Pues después de esta entrevista, creo que pocos será los que me llamen [risas de nuevo]. Es broma. Espero que Festivales como Orbitando (Utrera), RenoFest (Sevilla), Los Chozos Fest (Cádiz) o Vértigo Estival (Jaén) sigan contando conmigo para cuando vuelva la actividad, ya sea este año o el próximo. Lo que sí te puedo decir es que el Habanilla Café abre en septiembre y allí estaré puntual, como todos los domingos desde las 18.00. Hay algo mas aunque aún no es oficial. Posiblemente antes tenga un bolo en un lugar maravilloso en Isla Antilla (Huelva), el cual a todos recomiendo. Se trata del Camaleón Gastropark, un sitio muy interesante con unas vistas y atardeceres espectaculares y que está haciendo veladas o tardes musicales, dándoles vidilla a bandas, solistas y DJs que en estos meses han tenido su parón, lo cual es mucho de agradecer.

 

¿Entonces, los rumores de tu retirada?

Más falso que el beso de Judas.

Comparte este contenido

Deja tu comentario

One Comment

  1. José María González

    Hola, soy hermano de Ismael y os puedo asegurar que desde niño su pasión fué la música, aún conservo un disco que me regaló de Spectrum (creo que se llamaban así) de los años 70. y lo mejor de él es que tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Te queremos Ismael

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *