música — 8 enero, 2017 at 0:50

Iván Ferreiro: El hogar está donde esté el corazón

por

 

“En Casa” así es como nos hizo sentir en la presentación de su nuevo trabajo CASA (2016, Warner) en el Palacio de Los Deportes de Madrid, digooo WiZink Center (mientras dure el patrocinio) ante una audiencia de más de 5000 fieles.

Dos horas y media de concierto donde fueron desgranando todos los temas contenidos en su último álbum salteados con canciones que recorrían toda su carrera en solitario desde ese debut sobresaliente allá por el 2005 con Canciones para el Tiempo y la Distancia hasta Val Miñor-Madrid. Historia y Cronología del Mundo, penúltimo trabajo publicado en 2013. Y por si todo esto no fuese suficiente para cocinar un buen caldo también lo aderezaron con algunos temazos de Los Piratas que forman parte del ADN emocional de varias generaciones de fieles y de los no tanto.

Luces, proyecciones y canciones… sobretodo buenas canciones así fue la noche mágica pre Navidad que nos regalaron Iván y sus Siete Magníficos: su hermano Amaro y Emilio Saiz a las guitarras, Ricky Falkner también productor del álbum al bajo, Xavi Molero a la batería, y a los teclados y pianos Marta Toro y Sergio Valdehita.

La noche arrancó íntima con Iván sentado al teclado conjurando a los Dioses de la distorsión y tomando altura hasta alcanzar el sistema solar desde donde observar mejor la tierra al ritmo que marca El Bosón de Higgs. Y ahora que ya estamos en confianza puede abrirnos las puertas de su Casa, ahora vivo aquí porque estamos todos los que importan.

Si hay algo que caracteriza al gallego por encima que todo es su capacidad de conectar con la gente a través de sus letras. Nadie canta al amor y al desamor como lo hace Iván. Pone palabras a nuestros sentimientos y pensamientos. Cuántas frases te habremos robado.

La conexión con el público es instantánea, nos tiene a todos sintonizados, coreando todos sus estribillos por no hablar de los problemas que tenemos para conseguir respirar si queremos seguirle con la letra completa.

El grueso principal del concierto estuvo compuesto por los temas que pueblan CASA, quinto álbum de estudio que nace de la ruptura con su pareja y el tener que bucear dentro de uno mismo redescubriendo cuáles son las cosas por las que merece la pena seguir adelante. De ese viaje interior surgen temas como Todas esas cosas buenas, La otra mitad, Laniakea, Dies Irae, El viaje a dondenosabidusientan pero la que nos hace entrar en bucle es El pensamiento circular.

Primera tanda de bises comienza con Farsante de su último trabajo, Espectáculo nos teletransporta a su primera etapa en solitario. Una explosión de color y saltos de alegría llega con uno de los momentos mágicos de la noche con Años 80 de Los Piratas. Hechizo que se mantiene con Los restos del amor acompañado por Martí Perarnau de Mucho y cierra con Como conocí a vuestra madre devolviéndonos las ganas de comernos el mundo.

Última tanda de bises que arranca con el Río Alquitrán tema que cierra Casa trasladándonos con toda devoción al fin de la ciudad oscurecida para ponernos románticos en un lugar con poca luz donde poder burlar al tiempo y disfrutar de SPNB.

Esto se termina… hemos cantado, hemos bailado, hemos reído y hasta alguna lagrimita se nos ha escapado. Han sonado muchas de las que son pero no todas y como siempre las más deseadas se reservan para el final. Es el turno de Promesas que sigue sonando igual de genial, canción con la que cerraron tan exitosamente el Fin de la Primera Parte de Los Piratas que dio pie a una Segunda Parte que tantas alegrías nos trajo con la etapa electrónica de Piratas y que fusionan de forma magistral con Insurrección de El Último de la Fila, versión indispensable en sus conciertos.

El trío final está formado por El equilibrio es imposible del Ultrasónica (2001, Warner) de Los Piratas y que no ha perdido vigencia en los últimos años gracias a la vida con que la ha mantenido la versión con Santi Balmes de Love Of Lesbian. Nos arranca una sonrisa tontorrona de persona enamorada, si Amélie fuese canción en lugar de película seguro que sonaría como El Dormilón.

Llegó el triste final, dejemos que corra el aire y digamos adiós, Turnedo introducida por la bonita versión del Diecinueve de Maga nos deja en estado de flotación. Nos fuimos a la cama gravitando por Los Mundos de Iván sabiendo que siempre nos quedará su música para poder volver a elevar el vuelo y toda la gira CASA que apenas acaba de empezar y le llevará a recorrer la península, Pamplona (27 ene.), Bilbao (28 ene.), A Coruña (3 feb.), Santiago de Compostela (4 feb.), Burgos (4 mar.) y Granada (24 mar.) más gran parte de las citas festivaleras nacionales: Arenal Sound (1-6 ago.), Sonorama Ribera (11-13 ago.), Festival Gigante (1-2 sep.), Granada Sound (22-23 sep.).

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *