carrusel, danza, escena, internacional, opinión — 29 abril, 2020 at 1:06

Es a través de la danza que trato de dar sentido al mundo

por

El Mensaje Internacional Día Internacional de la Danza en 2020 corresponde al bailarín, coreógrafo, docente y actor sudafricano Gregory Vuyani Maqoma

Fue durante una entrevista que tuve recientemente que pensé profundamente en la danza.

¿Qué significa para mí? En mi respuesta tuve que analizar mi viaje y me di cuenta de que todo se trataba de un propósito y que cada día presenta un nuevo desafío que hay que enfrentar y es a través de la danza que trato de dar sentido al mundo.

Estamos atravesando tragedias inimaginables en un tiempo que mejor podría describir como la era post humana. Más que nunca necesitamos bailar con un propósito par a recordar al mundo que la humanidad todavía existe. El propósito y la empatía deben prevalecer a lo largo de años y años de innegable paisaje virtual, de disolución que ha dado lugar a una catarsis de dolor universal que invade la tristeza, la dura realidad que sigue impregnando a los vivos y a los que se enfrentan a la muerte, el rechazo y la pobreza. Nuestra danza debe más que nunca dar una fuerte señal a los líderes mundiales, a aquellos a quienes se les confía salvaguardar y mejorar las condiciones humanas de que somos un ejército de pensadores furiosos y que nuestro propósito se esfuerza por cambiar el mundo paso a paso.

La danza es libertad y a través de ella debemos liberar a los demás de las trampas que enfrentan en diferentes rincones del mundo. La danza no es política, sino que se vuelve política porque lleva en su fibra una conexión humana y por lo tanto responde a las circunstancias en su intento de restaurar la dignidad humana.

A medida que bailamos con nuestros cuerpos cayendo en el espacio y enredando juntos nos convertimos en una fuerza de movimiento tejiendo corazones, tocando almas y proporcionando curación que es tan desesperadamente necesaria.

Y el propósito se convierte en una sola danza hidra, invencible e indivisible. Todo lo que necesitamos ahora es bailar ¡Un poco más!

Gregory Vuyani Maqoma comenzó a interesarse por la danza a fines de los ochenta, como un medio para escapar de las tensiones políticas que crecían en su lugar de nacimiento. Inició su formación académica en la compañía Moving Into Dance, donde en 2002 se convirtió en Director Artístico Asociado. Maqoma se ha establecido como un bailarín, coreógrafo, maestro y director de renombre internacional. Fundó el Teatro de Danza Vuyani (VDT) en 1999 cuando estaba realizando una beca en la Escuela de Investigación y Capacitación de Artes Escénicas (PARTS) en Bélgica bajo la dirección de Anne Teresa De Keersmaeker.

Maqoma es respetado por sus colaboraciones con artistas de su generación como Akram Khan, Vincent Mantsoe, Faustin Linyekula, Dada Masilo, Shanell Winlock, Sidi Larbi Cherkaoui, Nhlanhla Mahlangu y el director teatral James Ngcobo.

Entre sus premios y reconocimientos, destacan: coreógrafo del año de FNB Vita en 1999, 2001 y 2002 para Rhythm 1.2.3, Rhythm Blues y Southern Comfort respectivamente. Premio artista de danza 2002 Standard Bank Young, finalista en los premios a la coreografía Daimler Chrysler, y al Programa de Mentoría Rolex de 2003. Ganador del Premio Tunkie en 2012 por Liderazgo en Danza. En 2014 recibió un Bessie, el más prestigioso premio de baile de la ciudad de Nueva York por la música original de Exit / Exist. Ha sido nominador en la Iniciativa de Artes Rolex 2016-2017, y comisariando el programa principal de danza 2017 para el Festival Nacional de las Artes. Sus obras Via Kanana y Cion: Requiem of Ravel’s Bolero están de gira por África y Europa.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *