Crónica concierto inverfest 2021 _juno, las ventajas de lo improbable.

by

Ir a un concierto en enero de 2021 es una experiencia extraña. Distancias, mascarillas, normas que pueden cambiar el día anterior. Hay que reconocerle el valor a los organizadores del festival, que a pesar de eso ofrecen un programa con ofertas tan originales como _juno.

_Juno es una apuesta intimista y personal de dos músicos que con lenguajes propios y personales en sus otras propuestas, que han encontrado un lugar de libertad en unas canciones íntimas y electrónicas, en una apuesta que crearon desde 2019 sin tener ni siquiera ellos claro si sería un EP, o un experimento que se quedara en el camino.

Zahara Martí Perarnau (vocalista de Mucho) son las dos personas que, desde abril de 2019, se han escondido detrás de este nuevo dúo que llegó el 17 de julio de 2020, con un disco entero de 10 canciones bajo el título de «_BCN626».

El público concienciado, las medidas de seguridad de manual, espacio suficiente, no he visto tantas FPP2 en ningún otro sitio. El recinto está completo.

Aplausos en cuanto salen. Y este concierto es una verdadera apuesta por muchas razones, llegan con un uniforme que parece un mono de trabajo en negro, el uno en frente del otro, nada más empezar nos dicen muchas cosas entre ellas que aplaudamos cuando queramos, normal, si nos ven será con el rabillo del ojo, van a pasar una hora y media entre teclados, sintetizadores, bases y sus voces, las de los dos, no tiene que ser para ellos un concierto fácil, muchas cosas de las que estar pendiente al mismo tiempo. Es un órdago. Y empezó con Ben626

Después sonaron He visto cosas, A dos metros y Exile una canción de Taylor Swift y Bon Iver (piano, desamor y preciosura), para terminar la primera parte del concierto con «Los otros» tema que encajaría perfectamente en un festival para estar bailándolo.

Pausa

Luego siguieron repasando el álbum Déjame entrar, El infinito y una versión de So payaso cantada por Zahara y Falling de Alicia Keys por Martí. Las sensaciones son extrañas, siempre es una gozada ver a un músico hacer lo que realmente quiere, aunque no tienes claro si te recuerda a un concierto de rock sinfónico o a esa noche de fiesta que acabaste en un garito de música electrónica y todo eso mezclado con versiones de temazos y un ritmo de concierto extraño. Es casi como un sueño.

Repasan todos los temas del álbum …la combinación de Manitoba Faraón y Domingo de resurrección funciona estupendamente, luego pasan a La aseguradora,  y antes de que nos demos cuenta el concierto ha pasado en un soplo, alguien grita otra después de Casa Murada. Y es que Casa Murada es la última canción y el nombre del estudio en donde se ha terminado de grabar el álbum, un tema de piano, amor con dudas y preciosura. Es una canción que te da la sensación de estar viviendo algo especial que no sabes si se repetirá alguna vez. Como el concierto de este experimento llamado _juno. Ha salido bien. Ya tocaba.

Comparte este contenido

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *