arte, artes | letras, fotografía, tendencias — 10 mayo, 2019 at 12:57

Vanitas, el personal memento mori de José Ramón Lozano en Galería BAT Alberto Cornejo

por

Vanitas es la exposición individual que el ceutí José Ramón Lozano presenta en Galería BAT Alberto Cornejo y podrá visitarse hasta el 22 de junio.

Partiendo de fotografías realizadas ex profeso, el autor crea su personal interpretación del memento mori a través de retratos y bodegones en cuadros de gran formato donde la fuerza del acrílico se complementa con trazos poderosos.

El crítico de arte Carlos Delgado Mayordomo comenta sobre el autor y su obra:

José Ramón Lozano se aproxima al género del retrato desde un lúcido conocimiento de su historia, sus hallazgos y su complejo devenir dentro de las prácticas artísticas contemporáneas. Sus trabajos excluyen la representación del cuerpo humano y se centran en el rostro, que se configura como única y esencial sede simbólica de la identidad.

Sin título (VI), 2019 Acrílico sobre tela 170 x 190 cm
Sin título (VI), 2019 Acrílico sobre tela 170 x 190 cm

La magnificación del formato de sus cuadros evoca el primer plano cinematográfico que, como planteara Jacques Amount, es una interpelación al psiquismo del personaje que invita al espectador a introducirse en un paisaje emocional que nace de la desmesurada ampliación del rostro. Aquí, ese paisaje se encuentra siempre ensimismado: no hay gestualidades emotivas, muecas de expresión o signos conflictivos.

Lozano apura la densidad emocional del retratado a través del color y de la gestualidad de la pincelada: son, precisamente, los recursos pictóricos los que parecen no conformarse con una imagen única y fija del sujeto. De este modo, sus retratos —habitualmente anónimos— asumen la identidad como un proceso de devenir y no de ser. Lozano pinta rostros monumentales, pero también frágiles y de apariencia inacabada, dueños de una carnalidad palpitante que explora la conciencia de su propia mortalidad; un tema, este último, que explica el reciente giro temático del artista hacia los bodegones florales.

Flores, 2018 Acrílico sobre tela 195 x 195 cm
Flores, 2018 Acrílico sobre tela 195 x 195 cm

En su aproximación a este género, el del bodegón, Lozano analiza su envés simbólico: la vanitas, es decir, la reflexión sobre la fugacidad de la vida y la inutilidad de los placeres mundanos ante la certeza de la muerte. Para ello, pinta flores marchitas cuya belleza gravita entre la reciente plenitud y la próxima decadencia.

De nuevo, tal y como ocurría en sus retratos, el artista centra su atención en un estado transitivo que está íntimamente ligado a la irremediable finitud de todo aquello que está insuflado de vida. El artista pone en juego la capacidad de la pintura para seguir activando una reflexión acerca de la caducidad de la vida; una operación realmente pertinente en un momento, como el actual, en el que la muerte y la tragedia invaden constantemente la iconosfera digital.

Vanitas 011, 2019 Acrílico sobre tela 116 x 130 cm
Vanitas 011, 2019 Acrílico sobre tela 116 x 130 cm

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *