ACHTUNG!, festivales de música, música — 20 septiembre, 2016 at 10:15

El Twanguero y Julián Maeso: un lujo para el ciclo POP CAAC

por
el-twanguero_jag4174
Diego García – El Twanguero

Con la calor aún demasiado presente en la noche cartujana, tuvimos la oportunidad de disfrutar del que, probablemente, haya sido el mejor concierto del Ciclo Pop CAAC 2016 del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo: El Twanguero y Julián Maeso.

Todo ello pese a la defectuosa sonorización, mejor llevada (todo hay que decirlo) por Diego García, El Twanguero, que por Julián Maeso, al que le sobraron unos cuantos de aspavientos. Claro que al excelente guitarrista los fallos de sonido sólo le interrumpieron al final, cuando, conectando una de sus más conocidas guitarras, comprobó que no sonaba por línea. Pero su reacción fue impecable: adoptó una postura inverosímil (el micro al que acercó su guitarra estaba demasiado alto) y consiguió deleitarnos con varios temas en solitario, llenos de emoción, virtuosismo y esa dinámica que domina a la perfección.

En el caso de Julián Maeso, hubo constantes interrupciones, pues su voz no sonaba por los monitores de escenario, algún teclado fallaba y en varios momentos en los que se adelantaba al micro central, éste, directamente, no emitía el más mínimo sonido, haciéndole tomar la determinación de cantar a capela en detrimento del público más alejado del escenario.

Sólo porque había que establecer un orden de actuación comienza El Twanguero, coganador, junto a El Cigala, de un Grammy latino por la producción del disco Romance de la Luna Tucumana. Y lo hace tocando el vertiginoso tema Speedy García de Pachuco – 2015, inspirado en el clásico Tico-Tico y con un ritmo acelerado que nos deja claro que la noche está bailonga.

el-twanguero_jag4261

Le siguen varios temas de Pachuco, su último disco: una serie de versiones de temas clásicos de diferentes estilos sudamericanos (mambo, cumbia, bolero, salsa…), cuyas reconocibles melodías mueven a un público cada vez más entregado. Y así, suenan Cherry Pink de Perez Prado, El Cumbanchero de El Jibarito y la cumbia El Caminante.

Cambia de tercio con #3 de Brooklyn Sessions – 2010, un vertiginoso arpegio al estilo country, Guitarra dímelo tú de Argentina SongBook – 2013, cover del genial Yupanqui que en la grabación original canta Bunbury, y vuelve al Pachuco con Coco Zoo Suit, Rockabilly Mambo (pura fusión al estilo Twanguero), Lupita y Pachuco.

Entonces llega un momento mágico: habiendo demostrado su destreza en los diferentes estilos que domina,  toca en solitario  Minor Rag + Spanish Rag, consiguiendo cotas de sutileza, feeling e improvisación dignas de un guitarrista con una polivalencia asombrosa, y remata en un cover del tema de Ray Charles, Hit The Road Jack, inspirador de los anteriores.

Termina El Twanguero tocando una magnífica versión lenta del Hound Dog de Elvis, Calavera Cream + bis de Speedy García y Carreteras Secundarias, dejándonos una excelente sensación y el listón bien alto para Maeso.

julian-maeso_jag4470

The Band, The Girl and The Boy, tema incluído en Dreams Are Gone – 2012, un blues medio góspel con unos excelentes juegos de voces entre Maeso y sus coros es el primer tema que escuchamos, mostrándonos el poderío de su banda y su capacidad creadora.

Mostrando un completo dominio de diferentes estilos, aderezados con su maestría en los teclados y su buen hacer con la guitarra y apoyados en la excelente sección rítmica y los coros, va desgranando el repertorio con su personal forma de expresarse en rock, soul, blues, rythm&blues

Con ecos de Joe Cocker e incluso Roger Hodgson, nos deja sucesivas perlas, como Leave in Time, Somebody Maybe Someday o I Must Have Been Dreaming, de One Way Ticket to Saturn – 2014., sólo interrumpidas por los constantes fallo de sonido.

Pero pese a los contratiempos, Maeso se sobrepone y utiliza la rabia que le produce el mal sonido para bordar temazos como Its Been a Hard Day de Dreams Are Gone – 2012 o la excelente versión que hace del What a Wonderfull World de Amstrong, llevada totalmente a su terreno.

julian-maeso_jag4423

La guinda la puso El Twanguero que salió para montarse junto a Julián Maeso un largo blues donde ambos desplegaron su conocimiento de los clásicos en un digno bis a bis que no parecía una jam cualquiera, sino una delicia que los presentes tuvimos la oportunidad de disfrutar.

Noche para recordar, pese a los enervantes fallos de sonorización, con dos figuras emergentes que confluyen en el blues-rock, cada uno con su particular forma de ver la música: El Twanguero, gran conocedor de variopintos mundos armónicos que colorea con virtuosismo sus muchas guitarras, y Julián Maeso, teclista imprescindible del panorama actual, gran compositor y vocalista.

Por Selu Sánchez

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *