Un lirio en el estercolero

De cobardes, mordiscos y vigilias Él solo quería sentir algo. Nunca había creído estar destinado a nada aquí. Hacía tiempo que se había dado por vencido. Ya no buscaba un carajo, ni esperaba nada. Solo se dejaba mecer por el fango, sabiendo que no tenía más opción que aceptar la derrota y refugiarse en aquellas trincheras que consiguen mantener su […]