carrusel, música — 3 febrero, 2017 at 11:19

Quentin Gas y Los Zíngaros arrancan espectacularmente su Caravana, llena de fuerza y psicodelia

por

 

Quentin Gas y Los Zíngaros arrancan espectacularmente su Caravana, llena de fuerza y psicodelia. Ahora se embarca en un viaje errante, como paso más en la evolución de su primer álbum Big Sur, por India, Persia, Turquía y Tánger.

Esplendido el ambiente que reinaba en uno de los locales en mayúsculas de la música en vivo en Sevilla, el FunClub, para la puesta de largo de la Caravana de Quentin Gas y Los Zíngaros. Y, como te avanzaba en el título, lo hicieron de diez. Así es… el lanzamiento de Caravana me había causado unas sensaciones fabulosas y no podía parar de darle al play en el bandcamp del grupo. Los ritmos hipnóticos de estos muchachos son pura armonía eléctrica que derrocha compás a raudales.

El concierto arrancó más tarde del horario previsto y, francamente, no me pareció muy acertado el telonero seleccionado para caldear el ambiente, pero bueno… mientras que se iba preparando la banda todo se solucionó con unas buenas charlas y algunas cervezas. Ya te lo decía en la previa de la presentación del disco “Nos quedamos con muchas ganas después de su primer LP  Big Sur, flamenco, rock progresivo, sinfónico y psicoldelia pura; trance en vivo para tus orejitas moreno.”

Y comenzaron los acordes, esos watios benditos… la banda hizo su aparición en las tablas del escenario y fueron directos a lo que hacen tan bien: Interpretaron sin piedad y sin interrupciones la mayor parte de los temas del disco. Sin descanso. To pa el público. Arrancaron con Turkia para ponernos en situación y la ligaron con todo un abanico de referencias flamencas, El Pedío y Caravana, una bulería arromanzada de Lebrija . Ni calentamiento ni ná… no hizo falta. Mientras iban sonando acordes no dejaban de venir a mi cabeza posibles referencias, posibles fuentes y era un no parar: recordaba Cai, Smash, Triana, Lagartija Nick & Morente y su inimitable Omega,…

Este muchacho sabe muy bien lo que hace y se ha acompañado de un elenco que hace que su trabajo, sus ideas, sus creaciones resultan ser muy plásticas. Esa noche supieron hacer eso que Pepe Roca de Alameda llamaba duende eléctrico. Absolutamente recomendable.

Te habrá pasado: muchas veces cuando has oído grabaciones de grupos y después puedes verles en vivo, no te enganchan tanto… como que pierden un nosequé… pues con esta gente, con Quentin Gas y Los Zingaros va a ser que no. El LP Caravana está grabado y mezclado por Fernando Zambruno en Pancake Analogic Recording y masterizado por Mario G. Alberni en Estudios Kadifornia. Trabajos brillantes y que hacen brillar mucho más aún el buen hacer de estos cuatro músicos. Son muy acertadas las colaboraciones y las participaciones de Pájaro, Tony Picante, El Niño de Elche y más gente de la familia Vargas.

En FunClub no contaban con ninguna de esas ayudas y, desde luego, no les hizo falta. Los muchachos, a pecho descubierto, empezaron a acuchillar sus instrumentos para lanzarnos su estupenda Caravana y el público a corearla. Todos se complementan a la perfección, la comunicación entre la banda es continua y su entendimiento perfecto. Las cuerdas de Tera Bada no paran de hablarse con las melodías eternas que crea José Vaquerizo y que recoge y reintrepreta Jorge Mesa con ritmos de batería krautrock. Y ahí está Quentín para cohesionar los ritmos de estos buenos músicos con su voz, su guitarra y sus pedales.

Ya te digo, se bastaron y se sobraron para seguir interpretando, cortito y al pie. Romance, Sultana… ritmos de ida y vuelta. Y seguían sobrevolando las tablas recuerdos y guiños a gente de la talla de Goran Bregovic, Camarón,… Para mi uno de los momentos más especiales fue la interpretación de La Luz del Silencio… esos riffs interminables, esos loops infinitos, las wah-wah de Quentin, el manejo que tiene de esos pedales psicodélicos y el de voz… Intentando llevarnos mucho más lejos con su proyección caleidoscópica… las voces complementándose sin poder distinguir cuales venían de los pedales y cual era Quentin, Vaquerizo y Mesa apoyados por el ritmo de Tera intentando ir más allá de las paredes de la Sala… Hasta ese momento Quentin había estado prácticamente inmóvil en la escena y también se dejó llevar por el tema. ¡¡¡Aluciante ese tema y bárbara la interpretación!!!

Persia, Luna de Oriente sirvieron para rematar el primer bloque del concierto. Ahí estuvo el único respiro que se dio el grupo y yo tuve la sorpresa de ver que había estado casi todo el concierto junto a Tony Picante, de The Milkyway Express, que ha jugado un papel muy destacado tanto en la producción como en la creación de temas en Caravana.

Y se marcaron un guiño a su anterior trabajo interpretando Big Sur. Pero retomaron rápido el espectacular arranque de la Caravana de Quentin Gas y Los Zíngaros: Deserto Rosso y Mala Puñalá hicieron las delicias de quienes estábamos ahí abajo. Todo llega… y tanto que si; Y a estos chicos les ha llegado el momento de pegar un pelotazo de los grandes.

Fantástico también el cierre con la interpretación de Caravana IIQuentin Gas y Los Zingaros bajaron de la escena para cantar este tema entre el público y cerrar el concierto. Una hora de show… una hora maravillosa. Ya estás tardando insensato y abre bien las orejas.

Recuerda que están girando Caravana y podrás verlos en más ocasiones en vivo #dalegas Caravana by Quentin Gas & Los Zíngaros pasará por Madrid, Toledo, Córdoba, Málaga, Valencia, Barcelona, y los Festivales Tomavistas e Interestelar.

 

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *