carrusel, cine | tv, series — 6 agosto, 2012 at 10:00

My So-Called Life: Ansiedad adolescente

por

Por María Morgade

mysocalled-life-series-television-revista-achtung

Aunque, debido a su injusta cancelación, sólo contó con diecinueve capítulos, My So-Called Life (Es mi vida) se ha convertido desde su estreno en 1994 en una serie de culto que narra, como pocas lo han hecho (quizás solo la maravillosa Freaks and Geeks), los años de la adolescencia evitando, con éxito, caer en clichés y caricaturas.

La serie comienza cuando Angela Chase (Claire Danes) inicia su etapa de rebelión adolescente tiñéndose el pelo, abandonando a su amiga de la infancia, y cambiando radicalmente la relación con sus padres (especialmente con su  padre, ya que, como ella dice: The sad truth ismy breasts have come between us). Y es precisamente ella, Angela, uno de los mayores aciertos de My So-Called Life , pues su personaje poco tiene de aspiracional, lo que hace que resulte muy sencillo identificarse con la joven de quince años, que no es ni una gran estudiante ni demasiado popular, y que se siente extraña y fuera de lugar la mayor parte del tiempo. Su amor platónico por el misterioso Jordan Catalano, otro de los temas recurrentes de la serie, ocupa gran parte de sus pensamientos, a pesar de las pocas luces del chico.

Además de por la estupenda Claire Danes (que sigue brillando en televisión con Homeland), My So-Called Life está protagonizada por A.J. Langer (Rayanne, la amiga rebelde que tiene problemas con la bebida), Wilson Cruz (Rickie, el amigo gay que siempre está ahí para escuchar), Devon Odessa (Sharon, la estudiante perfecta), Devon Gummersall (Brian, el vecino enamorado de la protagonista), Bess Armstrong y  Tom Irwin (Patty y Graham, los padres sufridores), Lisa Wilhoit (Danielle, la hermana pequeña que se siente ignorada) y, por supuesto, Jared Leto  (Jordan, el amor imposible, misterioso, y bastante básico).

Otro de los aciertos es que, al contrario que en la mayoría de series sobre adolescentes, los padres son mostrados como personas reales, y ellos mismos se encuentran, como la protagonista, en una época de transición en la que se replantean elementos de  sus vidas, y tienen sus propios problemas (la sombra de la infidelidad, la búsqueda de una carrera profesional que les permita sentirse realizados o, incluso, la relación con sus propios padres, que, como todos sabemos, no es solo tortuosa en la adolescencia). Debido a la minoría de edad de Claire Danes los guionistas tuvieron que darle más protagonismo a estos, lo que sin duda terminó por favorecer a la serie.

My So-Called Life trata numerosos problemas que todavía hoy en día resultan de actualidad,  y muchos más que habría tenido la posibilidad de relatar si no fuese por su prematura cancelación. Y es que, a pesar de sus cuatro nominaciones a los premios Emmy y un buen número de devotos fans, la serie fue un desastre en lo relativo a las audiencias (en parte porque tuvo que competir directamente con Friends), aunque su final también estuvo marcado por la intención de Danes (que contaba, como su personaje, con quince años) de no continuar en la siguiente temporada.

Aunque es cierto que sabe a poco,My So-Called Life es una joya que merece ser disfrutada.

 @Mariamc89

 música cine libros series discos entrevistas | Achtung! Revista | reportajes cultura viajes tendencias arte opinión




Share on Tumblr

Deja tu comentario

Comments are closed.