crónica conciertos, música — 28 noviembre, 2017 at 1:28

Novedades Carminha pusieron a temperaturas volcánicas la sala Riviera Madrid

por

Novedades Carminha volatilizó el invierno, consiguiendo durante su concierto que la temperatura en la Riviera fuera volcánica. Todo aquel que abandonaba la sala al terminar el bolo salía de el con chorretones de sudor goteando por la frente.

Una fría noche de noviembre los fantásticos Novedades Carminha citaron a sus seguidores de la capital a despedir el fenomenal año que han protagonizado. Nada mas presentar El vivo al baile y el fenomenal vídeo protagonizado por cuatro divertidos chinitos, arrasar el verano con el lanzamiento de Yo te quiero igual y de arrasar con el cuarto álbum, Campeones del mundo (Erine Records, 2016) y la gira que lo ha acompañado, con este concierto, se despiden por este año con el ciclo SON Estrella Galicia, hasta que próximamente nos vuelvan a deleitar con nuevas publicaciones y giras.

Enfundados en sus monos azules de chatarrero favoritos, vestuario original del videoclip que acompaño el lanzamiento de Te quiero igual, salieron al escenario a las 22:05, abriendo el repertorio con Quiero verte bailar, de su álbum anterior Juventud Infinita (Ernie Records 2014). Pronto los exitazos de todos los álbumes de la banda sonaban para pronto llegar Campeones del mundo, pieza que da título al último, canción contundente y que el publico agradeció, igual que Juventud Infinita, canción que da título al álbum anteriormente mencionado.

Tu antes molabas fue puro ruido. Dio paso a De vuelta de todo, canción que Carlangas (guitarra y voz) describió como canción para follar, pero advirtió al publico que no es no, algo que desgraciadamente hay que recordar muy a menudo. Tocaron entonces Chispas relax, una de las canciones del último disco favorita de quien escribe estas letras, en la que Xavi (batería) cambió el ritmo totalmente para convertirla en una divertida y bailable canción disco. En este momento advertí el magnífico sonido e interpretación que el público estábamos disfrutando. El público conmigo lo advirtió y cada vez se entregaba mas y mas a la fiesta a la que estos maestros de ceremonias descerebrados nos invitaban.

Después en Cariñito, dejaron que fuera el publico y no ellos quien cantar el estribillo. En esta canción me gusta mucho el arreglo de guitarra que esta vez fue interpretado por el teclado, pero no por ello dejo de ser una melodía estupenda, más que Anxo (guitarra y teclados) se animo a improvisar al final de la canción con todo tipo de florituras en su sinte de sonidos cósmicos.

Entonces sin parar entre una canción y otra arrancaron con Lento. En ese momento apareció una sección de vientos como guinda el fiestero pastel. Trompeta, saxo y trombón acompañando la fuerza de los de Santiago terminaron de hacer atronador el sonido de la banda. Anxo también se atrevió a pisar un pedal de wha-wha, magnifico detalle que no habían utilizado en su trabajo en el estudio.

Después de tocar La mejor de Europa, la ultima de sus canciones lentas el concierto ya solo fue caña. Nos dieron Ritmo en la sangre y El vivo al baile, momentos en los que la sección de vientos más se lució.

En el cenit de la actuación no dejaron de sonar los grandes éxitos de la banda las favoritas del público, Todo bajo el sol, Antigua pero moderna, Pesetas, Amor Rural… Para ya por fin reventar con Jódete y baila, momento en que los asistentes ya lo dieron todo.

Ya es el segundo concierto seguido en el que me pasa, y si pasa en un tercero consecutivo compro lotería seguro, pero, al igual que Los Bengala, los Novedades Carminha homenajearon a los históricos Los Saicos cantando para nosotros Demoler. El publico se comportó como de él se espera al escuchar en directo semejante temazo del punk garaje más primitivo.

Fue entonces, cuando ya no se podía más, cuando abandonaron el escenario. Pero todos sabíamos que aún quedaban nos algunas canciones por bailar y que no nos dejarían sin ellas. Fue entonces cuando reaparecieron para tocar Yo te quiero igual y Que Dios reparta fuerte.

Entonces sí, ya estábamos satisfechos. Ellos no, seguro que no llego ninguno a descansar hasta muy de madrugada. Y aun hay que verles en Santiago y lo que preparen el año que viene.Muchos de nosotros tuvimos la suerte de irnos de allí con un 7 pulgadas con sus dos ultimas publicaciones, El vivo al baile y Yo te quiero igual. Escuchándolo, les esperamos ansiosos.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *