carrusel, música — 7 noviembre, 2016 at 0:52

Jack Dejohnette, Ravi Coltrane, Mat Garrison: Trio de ases en Espacio Box

por

Única parada en España del legendario Jack Dejohnette, que a sus 74 años sigue en la brecha y en plena forma. En este caso, lo hizo en formato trio, acompañado de Ravi Coltrane y Mat Garrison, hijos del inconmensurable John Coltrane y del que fue largo tiempo bajista de éste, Jimi Garrison, respectivamente.

Y fue en Sevilla, donde Dejohnette eligió hacer su parada hispánica, y en el Espacio Box, sala (y algo más) unida recientemente a la oferta cultural sevillana, con unas instalaciones inmejorables en cuanto acústica y sonido.

Comienza Dejohnette calentando su piano, solo, introduciéndonos en una semi-improvisación basada en Blues in Green de Miles Davis, pues de eso trata In Movement-2016, su último trabajo: temas clásicos reconstruidos con el sonido y las tendencias jazzísticas actuales.

Creado el ambiente por el maestro, entra Ravi recordando al padre, pero desviándose a su antojo por disonancias precisas y personales, apuntaladas, más tarde, por el certero pulso de Matthew Garrison, sorprendente en elegancia y técnica, en un crescendo rítmico que invita a sus partenaires a sumarse al culmen blusero.

Jack deja el piano y comienza, como sumergido en un mantra, a dar vida a su batería, con auténtico mimo: In Movement, que da título al disco, es un tema difícil de escuchar, casi experimental, pero en el que descubrimos, soterradas, melodías de sesgo oriental.

El tercer tema es Two Jimmys, más de 15 minutos de homenaje a Hendrix y al padre de Garrison. Jack maneja la electrónica como un chiquillo, recreando sonidos de xilófono o tambores oceánicos. El bajo transmite sonido añejo, usando al milímetro sus pedales de efecto, arpegiando al estilo Wooten y Ravi Coltrane da vida a sus instrumentos, intercambiando saxos y clarinete.

Continúan con Rashied, otro homenaje que hacen, en este caso, al gran batería de jazz, Rashied Ali (colaborador habitual de John Coltrane): mucha percusión y caos sonoro, recreando sonido urbano. Y enlazan con un auténtico clásico, Serpentine Fire, de los incombustibles Earth, Wind & Fire, grupo más de estilo funk, soul y rithm&blues, pero que, sorprendentemente, era el grupo preferido por Miles Davis. El resultado no puede ser más satisfactorio: excelso funky jazzeado.

Antes del final, nos deleitan con el mejor tema de la noche: Alabama, de John Coltrane. Tema que el maestro creo en respuesta al ataque del Ku Klux Klan a una Iglesia Baptista de Birmingham (Alabama) donde murieron cuatro niñas, y que, más tarde, “regaló” a Martin Luther King, in memoriam, cuando fue asesinado. Y lo desarrollan de tal forma, que cuesta trabajo concentrarse buscando referencias, consiguiendo envolvernos en su dinámica feroz y terminando en una larga improvisación electrónica que interrumpe Jack, para presentar al trio, y más tarde retoman en otra extensa demostración de sentimiento, compenetración y virtuosismo.

Deja tu comentario

One Comment

  1. Pingback: Kurt Rosenwinkle, Tim Motzer y Gintas Janusonis: Bandit-65 en el Lope de Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *