ACHTUNG!, música — 15 abril, 2016 at 0:12

Glazz y A Love Electric, duelo de talentos y fusión jazz. Primera parte: Glazz

por
Glazz_JAG7374
Glazz – José Recacha

Excelente espectáculo el que nos ofrecieron en la Sala Event dos bandas que confluyen en el Jazz Rock, pero se dirigen a distintos mundos sonoros en las fusiones musicales que proponen: unos, Glazz, mezclan con maestría flamenco, free-jazz y rock progresivo, mientras A Love Electric, se decantan por el blues y el funk contemporáneo al estilo Primus.

Empiezan los de El Puerto de Santamaría, teóricos teloneros, que nos proponen un concierto dividido en dos partes: una primera improvisada, aunque con ciertas referencias a Take 3 – 2015, último disco de la trilogía improvisada Take, y una segunda parte en la que tocan temas de sus primeros discos Let’s Glazz – 2008 y Cirquelectric – 2011, mucho más cercanos al flamenco y al rock andaluz.

En el primer bloque de la parte improvisada entra Ruibal en un ritmo obsesivo que va llenando el ambiente, acentuando en diferentes tiempos del compás y produciendo una sensación de bulerías caóticas. Escortell y Recacha despliegan sonidos reverberantes introduciéndonos en el clímax que acaba definiendo la Les Paul de Recacha cuando dibuja un riff similar al del excelente tema Sugoi, asombroso primer corte del Take 3, improvisando sobre lo improvisado y terminando en una melodía de sustain infinito producida por su Ebow, que evoca cantos de ballena.

Continúa Escortell proponiendo un potente riff con su Jazz Bass al que sigue Ruibal, sincopado. Recacha esboza frases que recuerdan al imprescindible All Blues de Miles Davis y, manipulando su pedal Pigtronix, consigue un sonido semejante al de la Roland GR-303 de Metheny. Poco a poco toma protagonismo Ruibal imitando ruido de explosiones. Escortell cae en un riff cromático obsesivo y Recacha combina efectos y Ebow.

En el tercer bloque Escortell juega con su efecto Moog, Javi Ruibal, in crescendo, se pone a nivel y Recacha puntea en segundo plano. Es el momento para crear pinceladas de funk, sucedidas de un riff a lo Jimy Page y octavando blues en la línea de Hablemos de Negocios del álbum Cirquelectric.

El remate llega con una versión de Sugoi, que ahora se desarrolla en directo durante diez minutos, triplicando su duración original. Recacha comienza el tema de forma muy similar, hasta que construye un loop del riff principal y puntea por detrás al estilo de Gilmour o Fripp, con reminiscencias del sonido que Luis Cobo “Manglis” sacaba a su Gibson en los míticos Triana.

Terminada la parte improvisada, nos deleitan tocando temas de sus primeros discos: Saltimbanquis de Cirquelectric, donde Recacha comienza arpegiando y da paso a unas bulerías y un sonido global de la banda muy Alameda, incluido punteos en escala flamenca; De la playita a la ciudad, perteneciente a Let’s Glazz, con ritmo salsero y simulaciones de los sonidos de teclados y trompetas del tema original; y como colofón una versión del Punklerías, peculiar bulería funkera en la que invitan a tocar a Todd Clouser, líder de A Love Electric, que resuelve con oficio la difícil papeleta de tocar sobre compases tan alejados de su estilo.

próxima entrega: A Love Electric

Glazz_JAG7496
Glazz – Javi Ruibal

texto: Selu Sánchez    ilustración: David Rendo    fotos: Juan Antonio Gámez

Deja tu comentario