música — 25 julio, 2016 at 12:17

El country blues radical de Blackfoot Gypsies

por

Blackfoot Gypsies_JAG2314

Enorme la sorpresa que nos dieron estos “gitanos pies negros” que ofrecieron un corto pero intenso concierto, apenas una hora y veinte, mostrándonos su impropia maestría en las lides de estilos tan añejos como el country y el blues de auténtica raíz sureña.

Matthew Paige, guitarra y voz, natural de Oregón, encontró a la pareja perfecta en Zack Murphy (batería) con el que comenzó a recorrer en tándem pequeños clubs y festivales benéficos de Nashville y alrededores, adquiriendo la impronta musical de la cuna del country. Con dos largos en su haber, On The Loose-2012 y Handle It-2015, nos presentan este último, grabado con dos nuevos componentes: Dylan Whitlow al bajo y el excelente armonicista Ollie Dogg.

Calienta motores la banda local My Yellowstone, que con su tercer trabajo bajo el brazo, A new Accident, nos deja claro su evolución de un country-folk a un rock setentero donde la guitarra eléctrica toma protagonismo en detrimento de la acústica a la que aún recurren en algún tema. Dani Kussa reivindica su poderío a lo Mick Jagger faltándole escenario para tanta pirueta: puro espectáculo. Momento especial cuando invitan al trio de voces de Le Clé para hacer los coros, con un regustillo góspel, en el tema Summarizing, dejándonos una excelente sensación.

Contrastando con la calma aparente que muestra en la barra, mientras disfruta de los teloneros y de un botellín de Cruzcampo, Matthew Paige sale al escenario con su Hagstrom de semicaja dispuesto a demostrar su capacidad de flexionar la voz de agudos a graves al estilo del blues más vintage, y su maestría con el slide, incrustado en su mano izquierda durante todo el concierto. Y no tarda en demostrar los frutos que da estudiar a dinosaurios como Robert Johnson, Muddy Waters, Johnny Winter o Duane Allman, entre otros, según ha reconocido públicamente.

Blackfoot Gypsies_JAG2640

Comienzo sin medias tintas, tres temazos consecutivos con reminiscencias de los Beach Boys, el country contemporáneo y el blues-rock, para llegar al excelente blues Pork Rind del Handle-It-2015, con un sonido muy Dylan es sus primeros escarceos eléctricos, sustituyendo el piano del original por la inspirada armónica de Ollie Dogg que se marca un tremendo solo: lo simple, bien hecho, se magnifica al infinito si hay sustancia y Ollie la tiene.

Siguen con un tema del On The Loose-2012, I Don’t Know About You, rock sureño actualizado, con tempo rápido y melodía pegadiza que provoca movimiento de pies incontrolado al público menos bailón. Y aprovechando el tirón, nos ofrecen una versión rápida de Dead On The Road, Handle It-2015, con base country y violín del original sustituido por la polivalente armónica de Ollie Dogg.

No podía faltar Under My Skin, temazo estrella de su último disco, un blues con potente riff de guitarra y un solo a medias entre Matthew y Ollie, aderezado por la contundente batería de Zack Murphy en perfecta armonía con Dylan Withlow que saca partido a su bajo Hagstrom.

Dejan para el final algún country más clásico, son declarados fans de Willie Nelson, y un tema de blues a lo Bo Didley, con cejilla en la Hagstrom de Matthew incluida, y culminan su espectáculo con Too Bad del Handle It-2015, destacando los continuos glisados del slide y un aire a los Stones que deja el ambiente con ganas de más.

Y esperando que haya más nos quedamos, que duren mucho y tengamos la oportunidad de volverlos a ver por la Sala X, que con tan buen tino apuesta por estas bandas emergentes.

Fotos: Juan Antonio Gámez

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *