carrusel, entrevistas — 26 abril, 2014 at 10:00

Salvador Torres: “Si no dominas una sección, difícilmente podrás formular preguntas interesantes”

por

Por  Hermes ManyésMarina Fuster

SALVADOR TORRES

En una época en la que la cultura se encuentra asfixiada por el sensacionalismo político y en la que los medios de comunicación luchan por destacar entre la multitud, Salvador Torres es uno de los periodistas que no se rinden por conseguir revalorizar la ciencia de las Artes. Licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco, decidió hace menos de un año lanzar Makma, una revista digital de artes visuales y cultura contemporánea.

Revista ACHTUNG!: ¿Qué opina de la prensa especializada en contraposición con la prensa generalista? ¿Cree que todo periodista debe optar por la especialización?

Salvador Torres: En principio el periodista debería terminar su formación y entrar en el mundo laboral con una base de todas las áreas, y poco a poco ir especializándose en aquello que más le llame la atención. Sin embargo, a raíz de la crisis, los grandes directores han dirigido la formación del periodista hacia un modelo multifuncional, lo que puede llegar a ser algo negativo para el profesional. Por ejemplo, a la hora de asistir a una rueda de prensa con el fin de redactar un artículo dentro de una sección específica, si no dominas dicha especialización, difícilmente podrás formular preguntas interesantes. Solo si estudias y conoces ese área, tendrás más posibilidades de investigar y de realizar noticias de más calidad. Así pues, el futuro consiste en especializar la información, y hacer que esta, sea para nichos concretos. En el País Vasco, por ejemplo, han sacado una revista digital de surf y está teniendo un éxito enorme puesto que no hay ningún sector que aglutine ese ámbito. De este modo, todos los contratos de publicidad de tablas, neoprenos y otros artículos, van directamente a su página.

¿Qué papel juega la prensa cultural actualmente?

La prensa especializada en cultura está en una situación inferior al de otras secciones. En los medios generalistas es muy difícil que haya en portada una noticia de cultura. Quizás por el fallecimiento de algún famoso como Paco de Lucía, o con la entrega de un Premio Nobel, pero normalmente toda la primera parte es dominada por la política, la economía e incluso el deporte. Somos un país en el que debemos empezar a hacer tejido base para que la sociedad valore la cultura. Si nos vamos fuera, en Francia o Alemania, la cultura tiene un peso enorme. Yo recuerdo especialmente en Colonia, la gente entraba en una filarmónica con la partitura en la mano. Tanto niños como padres leían la composición de la ópera que estaban viendo. Con esto no trato de esperar que seamos tan elitistas en ese sentido, pero sí de darle al terreno cultural el valor que se merece. Por un lado las instituciones tienen que dejar de entender este término como una especie de entretenimiento, y por otro, nosotros mismos debemos revalorizar el tema cultural. Somos los primeros que no le damos el valor real. Si alguien toca en un sitio, deberían pagarle por ello, porque va a producir una serie de emociones y a enriquecer al ser humano.

 ¿Cuál es la finalidad de Makma?

Con Makma lo que pretendemos principalmente es hacer difusión de aquellas obras o artistas que están trabajando de manera marginal. Se trata de sacar a flote un talento que igual para los medios generalistas no existe. Por ejemplo, jóvenes que están haciendo una web serie o que a través de la videocreación han planteado cosas nuevas. Por un lado va dirigida al sector de las artes visuales y la cultura contemporánea, pero dentro de este, va destinada a un público que busca cosas dispares, lejos de la información habitual.

 ¿Cómo piensa que ha evolucionado el periodismo con el desarrollo de la nuevas tecnologías?

Muchísimo, hasta el punto de ver cómo el papel va desapareciendo en cuanto al rol que estaba jugando hasta ahora. En efecto, hace unos años la gente tenía que esperar a comprar el periódico al día siguiente para enterarse de lo que había pasado. Ahora todo va a una velocidad impresionante. Los medios digitales van a ocupar completamente el lugar que tiene el papel, y este último tendrá que renovarse realizando trabajos más elaborados, ya que la inmediatez es por lo que están apostando casi todos los medios e Internet facilita este acceso inmediato a la información.

Sin embargo, la evolución tecnológica ha hecho que los usuarios puedan dar información muy fácilmente, a través de las redes sociales como Twitter o a través de los blogs. ¿Podría esto desvalorizar la imagen del periodista como profesional?

Ese es un problema que ha existido siempre, ya sea en la era digital, como anteriormente. De hecho, había gente que igual había empezado desde pequeño en una redacción, conociéndola desde dentro, pero no tenía el título. Ahora pasa lo mismo, pero al final siempre acaba resaltando el trabajo de aquellos que hacen cosas de calidad. Se trata de que tú tengas capacidad para realizar bien tu trabajo, en el caso del periodista, a la hora de contrastar y sobre todo no dejarte llevar por lo primero que te llega. Eso sí, si alguien hace un blog y tiene capacidades para hacerlo bien, no me opondría a ello.

 Como periodista especializado en cultura, ¿cuál ha sido su formación?

Al terminar la carrera de Periodismo en la Universidad del País Vasco me ubicaron en la sección de política, pero siempre me ha gustado la cultura. La formación esencialmente la obtuve de propios intereses. Me fui construyendo a través de la lectura, la música, el teatro y sobre todo del día a día en la redacción. Ahora hay un montón de másteres, pero hay que saber elegir. Muchas veces las universidades los realizan porque es una manera de expedir títulos. El profesor es un elemento importante, debe aportarte los conocimientos que tú estás buscando.

 ¿A la hora de contratar a un periodista nuevo se tiene en cuenta que haya realizado un máster?

El currículum siempre se mira, el problema es que aquí, lamentablemente, los contactos pesan más. Sin embargo, la experiencia es fundamental, y esta te la da el currículum, pero también la persona: cómo se maneja, qué habilidades tiene, si es capaz de ser incisivo o no.

 ¿Cómo puede el periodismo superar la crisis actual?

Consistiría en volver un poco a los orígenes. Es decir, tratar de indagar a través de la información dónde está la verdad de la cosas, contrastando fuentes y sin dejarse llevar por lo primero escuchas. Hay que recuperar el crédito, la credibilidad que están perdiendo los medios de comunicación por tanta información rápida y a veces no contrastada.

 ¿Podría darle algún consejo a aquellos periodistas que quieran especializarse en cultura?

Principalmente que tengan conocimiento y mucha capacidad. Pero además, que lean, que se motiven y que indaguen. Al final todo tiene que ver con la pasión por las cosas, que te documentes, te informes y tengas facilidad para poder comunicarlo de la mejor manera posible y de la más honesta.

@HerrSerr | @marinafuster

Deja tu comentario

Comments are closed.