cine — 15 enero, 2015 at 16:26

Etiuda and Anima. 21ª edición

por

Por Pablo M. Ballarín

Como cada año se llevó a cabo la 21ª edición del festival Etiuda&Anima, el festival de animación más antiguo en Polonia. Es en la bella e histórica ciudad de Cracovia donde año con año se dan cita los amantes de animación y lo mejor del circuito  de cine independiente.

Etiuda&Anima es un peculiar festival que se articula alrededor de dos convocatorias: el concurso de cortos de cine de animación (ANIMA) y el concurso de cortos de cine de ficción (ETIUDA). Está enfocado sobre todo a estudiantes, aunque la parte ANIMA está abierta a cualquier tipo de persona, estudiante o profesional, al igual que a cualquier tipo de temática y técnica. Además el festival cuenta con otras atracciones como talleres, retrospectivas, curiosidades y proyecciones de largometrajes, siempre dentro del marco de lo independiente –nada de Disney- dejando clara su esencia frente a otros festivales en Polonia que sucumben cada vez más al marketing cultural.

El festival se abrió con el American magic lanthern show, un espectáculo didáctico sobre la linterna mágica, una máquina de la época victoriana antecedente del cine. Le siguió Great war: animated memories, un proyecto francés que recopila de la mano de Antoine Manier varias historias de la primera Guerra Mundial contadas con diferentes técnicas y estilos.

Como películas de animación invitadas estaban The boy and the world (El chico y el mundo), de Ale Breu, Cheatin´ (Engañando), de Bill “the King of independent animation” Plympton, y la autobiográfica Rocks in my pocket (Piedras en mi bolsillo), de Signe Baumane. Además, el documental Seth´s dominion, un pequeño pero gran documental con partes de animación sobre la vida y obra de Duck Chamberlain. ¿Quién no tiene ganas de adentrarse más en el cine de animación después de verlo?

Hay un apartado en este festival con un cariz didáctico, divulgativo e interactivo realmente apreciable. Dentro de esto están enmarcadas las retrospectivas y también las sesiones “Feature animation in production”. Ahí es donde Mariusz Wilczynski nos desgranó su próxima película, hablando del argumento, la producción, la postproducción y respondiendo a todo tipo de preguntas; muy interesante e ilustrativo. También anduvo por ahí Platige, la productora de animación más importante de Polonia. En las retrospectivas hubo proyecciones del pionero Émile Cohl, de Dusan Vukotic y de Ion Popescu-Gopo.

Es una pena tener que reducir los 73 cortos de animación que se proyectaron a sólo tres ganadores, sobre todo si el veredicto del jurado parece lamentable. Afortunadamente, también hay Menciones Especiales (mucho más acertadas que los premios) y algunas humildes recomendaciones.

-Jabberwocky de bronce para Half wet (UK), delirante 2D de Sophie Koko Gate.

-Jabberwocky de plata para Fugue for cello, trumpet and landscape (PL), otro 2D largo, aburrido, pretencioso y nada interesante en ningún aspecto. Una animación acompañada de una banda sonora. Había mejores cortos al respecto en el festival, como Katachi (PL)(Kijek/Adamski).

-Jabberwocky de oro para Brut (RU), de Svetlana Filippova, una animación bidimensional de técnica muy tradicional con una interesante historia de trasfondo narrada a través de un perro.

Si bien estos premios me dejaron frío, las menciones especiales y los premios del jurado de estudiantes, del público, el premio al best student´s movie y “el gran desapercibido” demostraron un juicio más compartido.

Jabberwocky especial para Best Student´s movie (mejor película de estudiante): My milk cup cow (JAP), animación tradicional 2D de Yantong Zhu. Muy entrañable.

Menciones especiales: The bigger picture (UK, Daisy Jacobs), Virtuous virtuell(DE, Thomas Stellmach & Maja Oschmann), Tempête sur anorak (FR, Paul Cabon), Hippos (PL, Piotr Dumala), y High wool (DE, Nikolai Maderthoner, Moritz Mugler)

Premio del jurado de estudiantes: An incredibly elastic man (PL), de Karolina Specht.

Premio del público: Mythopolis (CZ), de Alexandra Hetmerová.

Y por último, la oficial “the great unapreciated” (la gran desapercibida) : para 1000 plateaus.

Este premio es elegido por el director artístico del festival, Boguslaw Zmudzinski.

Como balance tras estas deliberaciones, creo que las películas stop motion han sido las grandes menospreciadas, o las “great unapreciated”. Hay grandes historias tanto en forma como en contenido que se han quedado fuera de esta parrilla ganadora. Estas son, entre otras: Queenie (NZL, Paul Neason), My stuffed nanny (UK, Effie Pappa) y L´etrange disparition de M. Walter (FR, Caroline Murrell).

Quedan otros dos premios a título personal: uno al corto más bizarro para The last island, de Daniel Zagorski; y otro al más aburrido para Unmistaken hands: ex voto F. H., de los hermanos Quay.

Más allá de que las deliberaciones dejen un mal sabor de boca, la magia de la animación siempre queda por encima de veredictos discutibles. La experiencia de este gran festival equilibra los desaciertos, y al final del día lo que importa es celebrar la animación y a sus creadores, algo que sabe hacer muy bien el festival Etiuda&Anima.

música cine libros series discos entrevistas | Achtung! Revista | reportajes cultura viajes tendencias arte opinión

Deja tu comentario

Comments are closed.