carrusel, crónica conciertos, música — 29 octubre, 2017 at 22:33

Angus & Julia Stone dan la campanada en La Riviera

por

Arrancamos la semana con la cálida visita de los hermanos Stone en Madrid en La Riviera. Nada que ver con los famosos Stones pero sí mucho de Rolling porque su gira europea Snow les tiene rodando todo el mes de octubre por Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, España, Suiza e Inglaterra antes de poner rumbo hacia EEUU y Canadá a mediados de noviembre. Su parada en Madrid y Barcelona ha dejado muy buen sabor de boca ante un público más que entregado sin siquiera haber empezado a sonar los primeros acordes y para los más escépticos tenían preparado un tema con el que conquistarlos desde dentro cantando su trabajada versión del Ni tú ni nadie de Alaska y Dinarama con una Julia cantando en español con una pronunciación más que correcta mientras Angus le acompañaba con la armónica y a los coros.

Snow es el cuarto trabajo de los hermanos australianos aunque entre medias tuvieron unos años de parón donde cada hermano se dedicó a su carrera en solitario hasta que en 2014 el productor Rick Rubin se fijó en ellos al escuchar su música en una fiesta donde estaba invitado. Desde entonces no paró hasta reunir de nuevo a los dos hermanos y convencerlos para que volviesen a grabar pero les puso una condición y era que a partir de ese momento tenían que componer sus temas juntos, ya no iban a publicar discos conjuntos donde unos temas fuesen Angus y los otros fueran Julia. A partir del 2014, la unión hizo la fuerza y así nació su disco homónimo y en este 2017 repiten con premisas parecidas y algunos toques electrónicos de más pero siempre partiendo de lo que mejor saben hacer, su indie pop con tintes folkies y esas voces entrelazadas que tan bien se complementan, la dulce y cálida de Julia con el cuerpo que aporta la voz rota de Angus.

Los hermanos de Sydney salen al escenario con una luz muy tenue con la que apenas podemos distinguir sus figuras mientras comienzan a desgranar algunos temas de su último trabajo, Baudelaire de ritmo recogido inspirada en el gran poeta francés con Julia a la trompeta al finalizar el tema. El segundo tema, Make It Out Alive, también de Snow suena más envolvente meciéndonos como las olas del mar con Angus recitando la letra de la canción. Tímidamente se va haciendo la luz en el escenario y podemos ver un tótem gigantesco en forma de pájaro que se hace visible proyectando su sombra sobre la pantalla posterior, con las alas desplegadas simbolizando la expansión.

 

Así se van desplegando todos los temas de la noche mientras van ganando en intensidad y fervor entre el público. Chateau más animada con su toque pizzicato inicial más colorista. Bloodhoud que arranca con Angus a la armónica  en especial Who Do You Think You Are, tema en el que lleva la voz cantante sobre Julia que tiene un mayor peso vocal a lo largo de todo el concierto.

Y es que Julia es la extrovertida del dúo que conversa con el público, presenta las canciones y se arranca con muchas frases en español. Estuvieron muy bien asesorados al elegir Ni Tu Ni Nadie de Alaska y Dinarama. Tema atemporal que roba el coranzoncito de todos los presentes y vuelve a meter en el concierto a aquellos que no estuviesen del todo convencidos aunque solo fuese por reconocer el esfuerzo de la hermana aprendiéndose toda la letra en español y teniendo en cuenta que no fueron sus únicos pinitos en nuestra lengua porque también presentó a toda la banda haciendo uso de nuestro idioma.

Tienen al público encendido después de todo su esfuerzo por agradar y siguen en esa misma línea refrescando su clásico Big Jet Plane incluido en su álbum Down the Way de 2010, tema con el que empezaron a ir ganándose fans fuera de sus fronteras gracias a aparecer en la banda sonora de algunas series de TV y empezar a colarse en playlists de internet.

Julia pide apoyo al público para crear la atmósfera adecuada para un  tema más lento y romanticón, For You, también grabado en Down the Way. Dice que sería bonito si le acompañasen con una lluvia de lucecitas, la versión moderna del mechero ahora con la luz del móvil y el público no le niega nada porque les tiene encandilados.

Como última canción del grueso del concierto se reservan el tema que da el título al álbum, Snow, mientras una lluvia de confeti blanco inunda el escenario y a las primeras filas.

El público aún caminando entre las nubes cuando vuelven a salir al escenario y eligen para los bises dos temas un tanto lánguidos de su primera grabación Hollywood y Soldier del 2007 contenidos en A Book Like This. Se echan en falta un par de temas más coloristas con los que podrían haber cerrado con más alegría en el ambiente como Grizzly Bear y Heartbreak de su álbum homónimo pero así se cierra el concierto de Angus & Julia Stone, la misma candidez que proyectan sus canciones así son ellos en directo, todo muy naïf!

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *